Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero dice que la reforma es fruto del diálogo y que favorece a empresarios y trabajadores

Zapatero ha aseverado que la reforma aborda los cambios "más importantes" del mercado laboral, ya que apuesta al mismo tiempo por los trabajadores que sólo han conocido "el horizonal y equilibrada" porque mantiene "básicamente" la red de derechos de trabajadores y favorece las expectativas de los trabajadores con empleo precario. "Es una reforma que va en la dirección adecuada", ha añadido.
Además, favorece la movilidad dentro del mercado laboral con la incorporación del modelo austriaco, que contempla la creación de un fondo de capitalización para el trabajador que le aporta más posibilidades de movilidad y más expectativas de futuro. De la misma forma, incorpora parte del modelo alemán, con reducciones de jornada de entre el 10 y el 70 por ciento, para hacer que las empresas puedan evitar en el futuro pérdidas de empleo utilizando la reducción de la jornada y del salario.
Según el jefe del Ejecutivo, resultaba "incomprensible" que en el año 2009, un ejercicio de "plena crisis y gran pérdida de empleo", más del 70 por ciento de los despidos fueran disciplinarios cuando todo el mundo sabía que la inmensa mayoría respondían a causas económicas. "Había una profunda anomalía en la Ley", ha indicado.
Así, ha sostenido que la reforma aborda los "elementos fundamentales" que hay que cambiar en el mercado laboral, aunque aseguró respetar la opinión de algunos portavoces empresariales que han criticado el texto y de los sindicatos, que creen que el documento responde a las demandas de la CEOE.
Busca el "mayor respaldo posible".
Tras el desencuentro del diálogo social, recordó que ahora toca realizar un esfuerzo de "diálogo parlamentario" para que la reforma tenga el "mayor respaldo posible" en el Congreso porque tiene el "máximo valor" para las expectativas económicas en España.
Aún así, reconoció que la reforma legal, por sí sola, no producirá directamente nuevos puestos de trabajo, aunque si puede ayudar a la creación de empleo, al fomento de la estabilidad y a la generación de confianza en la capacidad de crecimiento del país en el medio plazo.