Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero reconoce que la subida impositiva podría afectar al IVA, al tabaco, alcohol y gasolina

ZapateroCNN+
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado que la subida de impuestos en la que trabaja el Gobierno se concentrará en la deducción en el IRPF de 400 euros, las rentas del capital y la imposición indirecta, que engloba al IVA y a los impuestos especiales sobre el alcohol, el tabaco y la gasolina.
En rueda de prensa con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, con motivo de la Cumbre Hispano-Italiana, Zapatero ha indicado que el Gobierno pedirá a los ciudadanos un esfuerzo fiscal "temporal", teniendo en cuenta que la presión fiscal en España se sitúa en el 32,6 por ciento del PIB, "de las más bajas de la UE".
Habrá que pactarlo en el Parlamento
Según Zapatero, la "grave crisis económica" y el déficit que debe corregir España hasta 2012 (ahora se aproxima al 10 por ciento del PIB), junto con la intención del Gobierno de no reducir el gasto social, obligan al Ejecutivo a llevar a cabo un aumento de impuestos. De hecho, el Gobierno aprobó en junio pasado un incremento de los impuestos especiales que gravan el tabaco y los carburantes, con los que esperan recaudar más de 2.000 millones de euros adicionales.
"Pido un pequeño esfuerzo para una parte importante de la ciudadanía para mantener nuestro nivel de protección social desde la coherencia que un Gobierno que ha bajado impuestos y que ahora temporalmente tiene que hacer este esfuerzo", ha subrayado.
Finalmente, Zapatero se ha comprometido a dialogar con los grupos parlamentarios sobre la reforma fiscal, y ha añadido que será en la Ley de Presupuestos de 2010 cuando se conozcan los detalles de la misma, por lo que ha pedido respetar los tiempos y los cauces normativos, a pesar de la "ansiedad" que pueda existir al respecto.