Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero reconoce que aún no hay un cambio de tendencia "irreversible" en el paro

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reconoce que la mejora del empleo es "tan débil" que no asegura un cambio "irreversible de tendencia" y que el número actual de desempleados sigue siendo "inasumible".
En un Pleno extraordinario en el Congreso sobre empleo, Zapatero ha indicado que, aunque se está en las menores cifras de destrucción de puestos de trabajo desde el inicio de la crisis, el Ejecutivo valora los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) con la "máxima cautela".
Al respecto, destaca que por primera vez, desde que comenzó la crisis, en el tercer trimestre de este año se ha reducido el desempleo en 71.000 personas, lo que ha situado la tasa de paro en el 19,8% de la población activa.
Por sectores, indicó que el de servicios, que emplea al 73% de los ocupados, se encuentra "próximo a la estabilización", mientras que la industria y la construcción han moderado "claramente" sus ritmos de descenso.
Sin embargo, Zapatero resaltó que el Gobierno valora estas cifras con la "máxima cautela", ya que no hay un cambio de "tendencia irreversible", y con "preocupación", porque el número de parados no es asumible. También lo hace "sin la menor actitud complaciente", dada la "magnitud" de la tarea de "revertir" la pérdida de puestos de trabajo que ha traído la crisis, añadió Zapatero.
El paro es "el peor rastro" de la crisis
En este sentido, indica que el paro es el "peor rastro" que deja la crisis, así como la expresión "más clara y tangible" de sus negativas consecuencias, y que sólo la "perspectiva histórica" dará una imagen "verdaderamente fiel" de las mismas.
Como ejemplo ha citado el que en estos tres años de crisis se han perdido dos millones de puestos de trabajo y la tasa de paro ha aumentado en 12 puntos, desde el tercer trimestre de 2007, cuando fue del 8%.
Recuperación "sostenida" pero "lenta"
Respecto a la evolución de la economía, Zapatero estima que la recuperación continuará en el cuarto trimestre y que debería acelerarse en 2011, con un crecimiento del PIB que alcance el 1,3%. Por ello, en su opinión la recuperación va a ser "cierta y sostenida", pero aún es "lenta y también incierta en su progresión".
En esta primera fase de recuperación sería "poco sensato prever una creación de empleo que no fuese aún reducida", que sólo supondrá una disminución "ligera" de la tasa de paro, advirtió.
Aprobará un plan de acción
Tras el dibujar la situación que vive España, el presidente del Gobierno ha anunciado que llevará al Consejo de Ministros del próximo viernes un plan de acción que fijará "compromisos concretos" del Ejecutivo hasta el final de la legislatura. Este plan reunirá "todas la actuaciones de naturaleza institucional y social" que el Ejecutivo prevé poner en marcha durante "los próximos 15 meses".
Asimismo, ha avanzado que el Consejo de Ministros del próximo día 26 aprobará también la creación de una comisión interministerial encargada de promover el desarrollo de la nueva agenda social. Esta comisión estará presidida por el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba.
Reestructuración del sector público
El Ejecutivo dará cumplimiento "pleno" al plan de racionalización del sector público empresarial estatal antes de que acabe el año, con la extinción de 14 empresas y la fusión de otras 24, pasando así de 106 empresas a 77. De la misma forma y antes de que acabe el año, Zapatero ha anunciado que presentará un paquete de eliminación y simplificación de cargas administrativas que supondrá un ahorro de cerca de 2.000 millones de euros para la actividad empresarial.
Para favorecer la innovación, el Ejecutivo reforzará las líneas ICO existentes con la puesta en marcha en enero de 2011 de una dotación de 1.000 millones del Fondo para la Economía Sostenible, que financiará proyectos de incorporación de nuevas tecnologías por parte de las empresas.
Presentará además, en el primer trimestre de 2011, la Ley de Servicios Profesionales para aumentar la competencia en sectores que emplean al 30% de los licenciados y mejorando la capacidad de competir internacionalmente de las empresas españolas.
De la misma forma, continuará trabajando para que la Justicia sea más ágil y responda a las necesidad del tejido productividad, por lo que aprobará el próximo viernes un proyecto de reforma de la Ley Concursal y en unas semanas una nueva ley reguladora de la jurisdicción social.
La reforma de las pensiones, antes de marzo
Por otra parte, Zapatero asegura que en el primer trimestre de 2011 el Ejecutivo enviará al Congreso de los Diputados su proyecto de ley de reforma de las pensiones. Zapatero ha dicho que el Gobierno "desearía sentirse acompañado por la mayoría de los grupos" de la Cámara a la hora de afrontar este reto, que "no tiene marcha atrás".
Al respecto, les advirtió a los partidos de que "de cada uno" dependerá la consecución de un pacto que reforzará la "posición como país", algo que, precisó, redundará en beneficio de los futuros pensionistas y que contribuirá al "horizonte de estabilidad" de las cuentas públicas.
La reforma del sector energético, en breve
Además, el presidente del Gobierno ha anunciado que en las próximas semanas presentará las líneas de la reforma del sector energético, en caso de que no prospere "un último intento" por llegar a un acuerdo con los partidos políticos.
Durante el debate monográfico sobre empleo, Zapatero explica que el Gobierno definirá las principales medidas para reconducir el problema del déficit tarifario y continuará con la liberalización de los mercados minoristas de gas y electricidad para reducir el número de consumidores sujetos a tarifa de último recurso (TUR).