Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero buscará "grandes acuerdos" parlamentarios para reformar el mercado laboral, pensiones y Ley de Cajas

Zapatero buscará "grandes acuerdos" parlamentarios para reformar el mercado laboral, pensiones y Ley de CajasCNN+/Cuatro
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha adelantado hoy que perseguirá grandes acuerdos parlamentarios, con todos los grupos, para aprobar en el Congreso tres reformas "fundamentales": la del mercado laboral, la de la Ley de Cajas de Ahorro y la del sistema de pensiones.
En rueda de prensa junto al presidente sirio, Bachar el Assad, en el Palacio de la Moncloa, Zapatero ha explicado así el sentido de la comunicación oficial enviada por el Ejecutivo al Congreso en relación al Debate del estado de la Nación, que será los días 14 y 15 de julio. En ese documento, el Gobierno sostiene que el debate será una "ocasión idónea" para lograr un acuerdo político que genere confianza y ayude a superar la crisis.
Zapatero ha dejado claro que su intención es seguir trabajando como hasta ahora, intentando acuerdos con todos los grupos políticos para sacar adelante sus proyectos de ley. Así, ha defendido que hasta ahora ha podido aprobar "medidas de calado" por la vía de hacer "el máximo esfuerzo para llegar a esos acuerdos". "Deseamos seguir en esta dirección y deseamos hacerlo con todos los grupos parlamentarios", ha puntualizado.
Los acuerdos: "tarea ardua"
El jefe del Ejecutivo no ha respondido, en concreto, a si hay posibilidades de acuerdo con CiU -en medio de la protesta de todos los partidos catalanes salvo el PP por la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el 'Estatut'- y se ha limitado a reconocer que llegar a acuerdos políticos es "siempre" una tarea "ardua".
En todo caso, ha precisado que en los próximos meses reclamará de los grupos un "acuerdo importante" sobre la reforma laboral -que ya está en fase de presentación de enmiendas en el Congreso-, un "gran acuerdo" sobre la nueva Ley de Cajas y un "amplio acuerdo" sobre la reforma del sistema de pensiones, una vez que terminen los trabajos de la Comisión del Pacto de Toledo. "Estamos hablando de una reforma para décadas, de una reforma que va a afectar a varias generaciones", ha recordado Zapatero.
Rajoy no confía en Zapatero pero reconoce que tiene apoyos
Por otro lado, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que Zapatero es el "principal problema" de la economía española porque "genera una enorme desconfianza dentro y fuera de España y no está en condiciones de recuperar" la confianza que se necesita. Sin embargo, ha admitido que "es consciente de cuál es la composición del Congreso". "Por tanto sabemos lo que podemos hacer y también sabemos lo que debemos hacer", ha aseverado.
Tras insistir en que España "no va a volver a una etapa de crecimiento económico" con José Luis Rodríguez Zapatero "sino todo lo contrario", el líder de la oposición ha explicado que en este momento el PP va a presentar sus propuestas y "profundizar en el contenido" de su alternativa, escuchando a la gente y "transmitiendo a todos los españoles que el Partido Popular es una opción de cambio", que "es la única" y que además "es previsible". "Vamos a decir que aquí hay un partido en el que cabe todo el mundo", ha proclamado.
Han "roto el mantra" del PSOE
En su análisis de la situación económica, Rajoy ha hablado de un "empobrecimiento general" del país debido a la tasa de desempleo del 20 por ciento, la pérdida de nivel adquisitivo de "muchos españoles" y la subida de impuestos que ha impulsado el Gobierno. "El mejor diagnóstico que se puede hacer hoy de la economía española es de estancamiento, acompañado de muchas dudas de cara al futuro", ha señalado.
Tras criticar que el Gobierno no haya escuchado estos dos años las recomendaciones del PP, ha subrayado que su partido ha presentado recientemente "un programa económico" que sintetiza las propuestas que ha ido presentando desde el comienzo de la legislatura, "rompiendo uno de los mantras que ha utilizado el PSOE" acerca de que el PP "no hace propuestas".
Enmendar la "practica totalidad" de la reforma laboral
Tras asegurar que Zapatero tiene que hacer ahora "lo contrario de lo que hizo y de lo que dijo" porque se lo le manda Europa", Rajoy ha criticado algunas de las medidas aprobadas, como la subida de impuestos. "Es un error, va a perjudicar a la actividad económica y está por ver que suponga un aumento de la recaudación y sea útil", dijo, para reiterar que el PP no subirá impuestos en las comunidades en las que gobierna.
También ha censurado el plan de ajuste aprobado hace un mes y medio en el Congreso "por un solo voto" y que ha tildado de "injusto" porque recoge medidas como la congelación de las pensiones. A su entender, el Ejecutivo "ha liquidado" el Pacto de Toledo y hace "pagar a los ciudadanos" sus "errores".
En cuanto a la reforma laboral, ha indicado que tiene "una regulación confusa y va a generar un exceso de conflictividad en los tribunales", así como "mucha inseguridad e incertidumbre", algo que, en su opinión, "es lo que menos conviene a España". "No cambia casi nada y no entra en lo fundamental: negociación colectiva, formación, contrato a tiempo parcial y absentismo", señaló. Por eso, ya ha adelantado que enmendarán la "práctica totalidad" del real decreto, cuyo plazo termina el próximo 25 de julio.
Respecto a la política energética, el presidente de los 'populares' ha emplazado al gabinete socialista a "modificar" la política que ha practicado a lo largo de estos años. "Si el Gobierno rectifica, que no tiene más remedio que rectificar porque si no va a generar una ruina, apoyaremos al Gobierno", ha apostillado.