Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero cree que tanto la economía mundial como la española 'pueden estar tocando fondo'

ZapateroReuters
El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, ha reiterado este lunes que hay indicios determinantes que apuntan a que tanto la economía mundial como la española "pueden estar tocando fondo". Por eso, ha insistido Zapatero en que hay que seguir trabajando para la recuperación "renovando el modelo de crecimiento del país".
Entre los indicadores que apuntan a la recuperación, Zapatero ha destacado la mejora de la confianza en numerosos países, la "cierta normalización" que empiezan a presentar los mercados financieros y la ligera recuperación del comercio mundial en el mes de marzo, entre otras. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que "debemos tomarnos estos indicios con mucha cautela". Ha insistido en que es consciente de las dificultades y los riegos y asumiendo el reto que plantea la necesidad de cambiar el modelo económico que le permita crear empleo.
Las cifras del PIB confirman el deterioro
El presidente también ha señalado que las cifras del PIB del primer trimestre del año confirmaron el deterioro "generalizado" de la situación económica. Y es que registraron retrocesos "históricos" en un gran número de países pero ha indicado que la caída de España fue menor que la de países como Francia, Alemania, Italia e Inglaterra.
A pesar de la situación, ha afirmado el presidente, el Ejecutivo reaccionó "desde el primer momento" con una serie de medidas que se materializaron en el Plan de Estímulo para la Economía y el Empleo ('Plan E') y que se han puesto en marcha "básicamente" en los meses de diciembre de 2008 y enero de este año.
Zapatero ha asegurado que España ha sido uno de los primeros países en reaccionar a la crisis y con más intensidad. "Eso es poco discutible", ha señalado el presiente.
Otros puntos del discurso
El presidente también ha querido dedicar tiempo a algunas medidas concretas del 'Plan E' y a las últimas presentadas en el Debate de la Nación. Ha hablado así de la limitación de la deducción por la compra de vivienda para favorecer el incremento de las ventas en los próximos meses o la rebaja temporal de cinco puntos en el Impuesto de Sociedades para pequeñas empresas y autónomos.
Por otro lado, el presidente del Gobierno ha recordado que la caída de ingresos ha llevado inevitablemente a una situación de déficit público que "no sería aceptable" en otras circunstancias. Pero en este sentido ha subrayado una vez más el objetivo del Gobierno de recuperar cifras más cercanas al 3 por ciento en el año 2012, tal y como reclama Bruselas.
En definitiva, ha mostrado el compromiso "firme y decidido" del Gobierno para acometer el cambio y para liderar el proceso, "poner las luces largas" y marcar el rumbo para conseguirlo.