Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero defiende la "solvencia" de España y culpa al PP de la subida de la luz

Enésimo rifirrafe entre el Gobierno y la oposición con la crisis económica y las medidas adoptadas por el Gobierno de fondo. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha proclamado que España es "un país solvente, sólido, fuerte y con crédito internacional" y ha pedido una vez más a la oposición, y en concreto a la diputada de UPyD, Rosa Díez, que "dada su condición de española hable bien de España aquí y fuera". "Eso ayudaría, más allá de quién esté en el Gobierno, a nuestra fortaleza y a nuestra recuperación", manifestó.
Además, Zapatero ha insistido, en que a causa de la crisis, España, "como otros muchos" países, se ha visto "obligado" a tomar "medidas rápidas" y "desconocidas" como "rescates del sistema financiero, estímulos fiscales muy intensos y ahora planes de reducción del déficit". "Medidas improvisadas según usted", apuntó.
"Seguramente el que menos ha hecho es este Gobierno"
Díez había empezado por preguntarle a Zapatero qué hará el Gobierno "para recuperar el crédito perdido", "donde pone 'crédito' ponga 'confianza", le precisó, y el presidente le replicó que "el crédito de España es muy alto en el mundo". "A pesar de sus palabras, seguramente no de sus intenciones", le dijo a su interlocutora.
Zapatero incidió en que ese "crédito" de España es fruto de la tarea de 30 años: "Seguramente el que menos ha hecho, fíjese, es este Gobierno, estoy dispuesto a admitirlo, pero como español me siento orgulloso de lo que hemos hecho durante 30 años, y quito al Gobierno y a quien lo preside", apuntó.
La subida de la luz
Por otra parte, el presidente del Gobierno ha asegurado que la subida del recibo de la luz que se aplicará a los hogares españoles a partir del próximo mes de julio es consecuencia del "déficit tarifario" que se encontró cuando llegó a La Moncloa, por lo que el nuevo incremento del precio de la electricidad es "responsabilidad del Partido Popular".
Zapatero se expresó así en la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso de los Diputados, donde el líder de la oposición, Mariano Rajoy, preguntó al presidente del Gobierno sobre las razones que le han llevado a aprobar una subida de la tarifa de la luz.
En este sentido, el jefe del Ejecutivo alegó que "lo único que está decidido" por ahora sobre el precio de la electricidad es que "no va a haber ninguna subida para tres millones de hogares" habitados por pensionistas, parados y familias numerosas que tienen contratado el bono social.
El PP está "abrazando el marxismo-leninismo"
Por su parte, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, acuñó el término "despotismo" para describir el "estilo de gobierno" de José Luis Rodríguez Zapatero, ya que, a su entender, gobierna "a costa de los españoles pero sin los españoles".
La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega le replicó que el PP está diciendo "unas cosas que causan sonrojo" y afirmó que "a este paso van a acabar abrazando el marxismo-leninismo", en referencia a las declaraciones de cargos del PP asegurando que son el partido de los trabajadores.
Como cada semana, el 'rifirrafe' entre Sáenz de Santamaría y De la Vega provocó un gran revuelo y tensión en el hemiciclo, lo que obligó al presidente del Congreso, José Bono, a pedir silencio en más de media docena de ocasiones.
El impuesto para las rentas altas tendrá que esperar
A continuación, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, se refirió este miércoles a la próxima subida de impuestos para las rentas altas, e indicó que "las cosas a su debido tiempo; no nos pidan que concretemos una propuesta que no está todavía sobre la mesa".
La ministra no dio detalles sobre qué considera rentas altas, para indicar que lo que sí sabe el Ejecutivo "con meridiana claridad es quiénes son los que menos tienen".