Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero confirma que hay cuatro detenidos por el atentado en Qala-i-Naw

Comparecencia monográfica sobre Afganistán en el Congreso de los Diputados. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha empezado con una información relevante del último episodio terrorista contra las tropas españolas. Zapatero ha asegurado que "cuatro personas" han sido detenidas en Afganistán por su supuesta participación en el atentado que acabó con la vida de dos oficiales de la Guardia Civil y su intérprete en la ciudad de Qala-I-Now el 25 de agosto.
"No pararemos hasta que todos los responsables estén en manos de la justicia", ha subrayado Zapatero, en sus primeros minutos de discurso en la comparecencia ante el Pleno del Congreso de este martes.
El jefe del Ejecutivo ha iniciado su comparecencia recordando a las 93 víctimas españolas que han fallecido en esta misión, y especialmente al capitán de la Guardia Civil José María Galera, el alférez Abraham Leoncio Bravo y su intérprete, Ataola Taefik Alili, muertos en atentado el 25 de agosto. Según ha anunciado Zapatero, ya hay cuatro detenidos por este atentado.
No pone fecha de retirada
A continuación, Zapatero ha subrayado que las tropas españolas deben permanecer en Afganistán "hasta que el país deje de ser una amenaza para la comunidad internacional" pero se ha comprometido a trabajar "con eficacia y en todas las dimensiones del conflicto para que la misión concluya cuanto antes".
"Nuestra determinación al respecto es firme e inequívoca", ha dicho Zapatero en su comparecencia ante el Pleno del Congreso para informar de la misión.
El jefe del Ejecutivo ha dejado claro que las tropas internacionales, amparadas por la ONU y en el marco de la OTAN, seguirán en Afganistán hasta que el país pueda hacerse cargo de su propia seguridad, pero ha reconocido que la misión "no puede tener una duración indefinida".
Así, ha adelantado que la próxima Cumbre que la OTAN celebrará en Lisboa en noviembre debe servir para aclarar "cómo y cuando se hace la transición" y ha recordado que el presidente afgano, Hamid Karzai, ha afirmado que para el año 2014 el ejército afgano debería ser capaz de "liderar todas las operaciones militares".
Por ese motivo, ha argumentado que los efectivos deben volcarse "cada vez más" en el entrenamiento de las fuerzas afganas. "Cuanto antes consigamos que esto suceda, antes podrán regresar nuestras Fuerzas Armadas de Afganistán", ha recalcado.
La misión no ha cambiado en 9 años
El presidente ha puntualizado ante la Cámara que los militares y guardias civiles españoles realizan en Afganistán tres tipos de tareas: prevención de la seguridad y protección de la población civil, formación y capacitación de militares y policías y contribución a la reconstrucción civil e institucional del país.
Y además, ha querido destacar que "la naturaleza de la misión", tal como la definió la ONU, "no ha cambiado en los casi nueve años que lleva vigente". La operación, ha recordado, se basa en el capítulo VII de la Carta de la ONU, que regula aquellas misiones que tienen como objetivo el mantenimiento y la imposición de la paz. "Este objetivo de imposición de la paz tiene sentido cuando la paz no existe, es decir, en un escenario caracterizado por la violencia y el conflicto", ha admitido.
Es un "escenario bélico"
En este sentido, ha reconocido que los 1.500 efectivos españoles, al igual que los 80.000 de un total de 47 países, "trabajan en un escenario de violencia y de conflicto, un escenario bélico" que es "peligroso" para las tropas y para el personal civil allí desplazado.
Zapatero ha expuesto que en la provincia de Badghis, una de las que tienen más presencia de españoles, las situaciones de riesgo a las que se ven expuestos los españoles han "crecido como consecuencia de que las autoridades afganas están ampliando su control" sobre partes del territorio que antes controlaban los insurgentes.
Rajoy pide claridad
Por su parte, el líder del Partido Popular, Mariano Rajoy, ha recriminado este miércoles al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que no diga "la verdad" sobre la misión de Afganistán, máxime cuando "todo el mundo" admite que se trata de "una guerra".
Además, ha recalcado que de todas las democracias europeas con presencia en el país asiático "la española es la peor informada".
"Si no se perciben con claridad los objetivos, los valores que defendemos y las amenazas a las que se enfrentan nuestros soldados... ¿cómo vamos a pedir a la opinión pública que apoye una misión que ni siquiera entiende porque no se le explica con claridad?", ha enfatizado Rajoy ante el Pleno del Congreso
En su intervención, Rajoy ha destacado que esta sesión parlamentaria constituía una "excepcional oportunidad", después de cinco años reclamando una información que no se ha ofrecido y a la que los miembros del Parlamento y los españoles tienen derecho, según ha señalado.