Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero anuncia que las pensiones mínimas subirán de nuevo en 2010

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha abierto este domingo el curso político. Ha sido en la trigésima fiesta minera organizada por UGT en el municipio leonés de Rodiezmo, una cita anual desde que es jefe del Ejecutivo. Allí, Zapatero ha adelantado un incremento especial de las pensiones mínimas.
Zapatero ha anunciado que, pese a la actual situación económica, las pensiones mantendrán su poder adquisitivo en 2010, y que las pensiones mínimas ganarán poder adquisitivo. El jefe del Ejecutivo ha reafirmado, así, su compromiso con las políticas sociales en un momento de especial dificultad desde el punto de vista económico.
No determina de cuánto es el incremento
Sin embargo, Zapatero no ha precisado en qué medida se producirá esa subida de las pensiones, pero ha recordado que en los últimos años las pensiones mínimas han subido un 30 por ciento por encima de las demás pensiones. El presidente es consciente de que el aumento no podrá ser espectacular debido a la crisis y por ello quiere negociarla con los sindicatos, según han explicado fuentes gubernamentales. Lo mismo sucederá en el caso de la subida salarial de los funcionarios y del salario mínimo interprofesional.
Del resto de las pensiones, sólo ha dicho que "está establecido" que tienen que mantener su poder adquisitivo y ha garantizado que aumentará los recursos para la Ley de Dependencia, las becas, las ayudas al alquiler para los jóvenes y "a la igualdad". Por todo ello, ha pedido "confianza" a los trabajadores, asegurando que mantendrá la política social "a pesar de la grave crisis económica.
Insiste en que el aumento de impuestos será "moderado"
Zapatero no ha dado detalles sobre la subida de impuestos para el año que viene, sólo ha recordado en que será "moderada" y se ha mostrado convencido de que hay "muchos ciudadanos" dispuestos a pagar algo más para que quienes más lo necesitan puedan "sobrellevar la crisis".
Asimismo, el líder del Ejecutivo ha subrayado que España saldrá de la crisis económica al mismo tiempo que otros países, a pesar de que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico ha apuntado esta semana que España será uno de los países que más tardará.
Pide al PP menos críticas y más diálogo
Zapatero ha defendido su política económica como presidente del Gobierno y se ha mostrado especialmente molesto con quienes le tachan de improvisador. "Es mentira, mentira. Lo que hacemos es dar respuesta a las situaciones concretas que tenemos". "No improvisamos, estamos todo el día explorando soluciones", ha continuado antes de asegurar que el Gobierno tiene un "rumbo claro": "Sabemos donde vamos".
Zapatero ha arremetido contra el principal partido de la oposición y ha declarado que "muchas cosas es mejor no recordarlas", en alusión velada a las acusaciones de espionaje lanzadas por el PP. Para Zapatero, lo que los 'populares' no han hecho ha sido presentar ninguna idea, ni propuesta, ni "compromiso" ni "oferta de colaboración". "Espero que en este nuevo curso político cambien de actitud", ha continuado, y que los 'populares' "por una sola vez pongan algo de su voluntad y se sienten a hablar".