Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero advierte a EE.UU y China que no pueden fallar en esta "cita histórica"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha afirmado este jueves ante el plenario de la Cumbre del Clima de Copenhague, en la que participa junto a más de 120 jefes de Estado y de Gobierno, que ni Estados Unidos ni China pueden fallar "en esta cita histórica" ni "pueden eludir su responsabilidad ante el mundo".
"Necesitamos un acuerdo aquí y ahora", ha recalcado al tiempo que ha enfatizado que los países desarrollados deben reducir las emisiones y financiar los esfuerzos de los países en desarrollo y los más pobres. Además, ha instado a las naciones a pasar de las eras energéticas del carbón y el petróleo a una nueva era basada en el ahorro y la eficiencia, las energías renovables, el esfuerzo tecnológico y la democratización de la capacidad de producir energía".
"La tierra no pertenece a nadie. Sólo al viento", ha concluído el jefe del Ejecutivo ,en una intervención que ha realizado en español y que ha durado 8 minutos y 25 segundos, en la que ha recalcado que España aportará 375 millones de euros al fondo de financiación a corto plazo para los países pobres y que la UE está dispuesta a llegar hasta un 30 por ciento de reducción de emisiones en 2020 y se ha comprometido en ese fondo a "4.400" millones de euros.
Muchas palabras, pocos acuerdos
Sin embargo, y pese a los grandilocuentes discursos de otros mandatarios internacionales como el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva o la canciller alemana, Angela Merkel, los acuerdos siguen sin llegar.
Este jueves la Unión Europea ha expresado su "preocupación" por la falta de avances en las negociaciones para un acuerdo global contra el cambio climático y ha instado a las partes a ofrecer el máximo de flexibilidad para avanzar.
EEUU promete dinero
El único halo de esperanza lo ha puesto una insuficiente oferta de la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, quien ha anunciado que EEUU está preparado para unirse al fondo de 70.000 millones de euros anuales a partir de 2020 que proponen destinar los países ricos para ayudar a "los más pobres y vulnerables" a luchar contra el cambio climático.
Clinton ha hecho este anuncio en el "contexto de un acuerdo sólido" que incluya todos los elementos claves de la negociación e hizo especial hincapié en la necesidad de introducir el concepto de 'transparencia" tanto en el manejo del fondo como en los esfuerzos que asuman los países emergentes, en especial China.
Ataques al capitalismo
En la cumbre también ha habido tiempo para los discursos de algunos de los más controvertidos líderes mundiales. Este miércoles el presidente venezolano, Hugo Chávez, acusó a los países ricos liderados por EEUU de intentar "sabotear" la cumbre.
Este jueves el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, se ha unido a dicha denuncia y ha añadido que es el "materialismo insaciable" del modelo capitalista el que causó el cambio climático.