Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero y Van Rompuy hacen buenas migas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, han condenado juntos públicamente la agresión contra el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, al que desearon una pronta recuperación de sus lesiones.
Los dos han comparecido ante los medios de comunicación después de una reunión en el Palacio de La Moncloa en la que prepararon el semestre en el que España asumirá la Presidencia de turno de la Unión Europea y Van Rompuy se estrenará como presidente permanente del Consejo en aplicación del Tratado de Lisboa.
Rodríguez Zapatero ha condenado la "vergonzosa agresión" contra Berlusconi y ha reiterado que la violencia es "detestable en todos los casos, incompatible con la política", a la vez que ha abogado por ser "muy firmes y muy tajantes" en su repulsa. Por su parte, Van Rompuy ha expresado su consternación por un ataque "tan cobarde" y ha deseado a Berlosconi que se reestablezca y pueda retomar sus funciones.
El presidente español ha asegurado que su primer objetivo en el semestre de Presidencia será la consolidación institucional de la UE y dotar de "clara visibilidad a la altísima función" que el Tratado de Lisboa otorga al presidente del Consejo, con quien puso en común la prioridad de garantizar la recuperación económica con el diálogo y la coordinación como método de trabajo. "Hay muy buen entendimiento, enorme facilidad de diálogo, y por tanto todo va a funcionar muy bien", ha dicho.
En este sentido, Van Rompuy se ha declarado "feliz" porque durante los seis primeros meses de su mandato podrá caminar "de la mano" de un presidente rotatorio plenamente comprometido con la causa europea.