Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Zapatero acusa a Mayor Oreja de ser el ministro que "más nos alejó del corazón de Europa"

Zapatero y Blanco en el Comité del PSOEReuters
El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha aprobado la candidatura a las próximas elecciones europeas del 7 de junio en el Comité Federal del PSOE celebrado este sábado. El cabeza de lista es Juan Fernando López Aguilar.
Rodríguez Zapatero ha defendido la importancia de esas elecciones para decidir la forma en la que se sale de la crisis. También son importantes, según el presidente del Gobierno, para consolidar la presencia de España en el mundo y en Europa frente a quienes hace meses "se mofaban" de que el país fuera a participar en las cumbres del G-20.
Las políticas sociales para garantizar la cohesión son para el jefe del Ejecutivo muy importantes, y por eso ha echado mano del "europeísmo" del PSOE para sentar las bases de su propuesta ante las elecciones del 7 de junio.
En este contexto, ha subrayado que el cabeza de lista del PP, Jaime Mayor Oreja, formó parte del gobierno "que más nos alejó de Europa", y ha expresado su confianza en que los electores recuerden el papel que la derecha española jugó "a la hora de debilitar nuestro espacio en Europa" caminando de la mano de la administración Bush.
Sacrificio por la cohesión
Durante su intervención ante el Comité Federal del PSOE, Zapatero también ha reflexionado sobre las recientes elecciones gallegas y vascas, y sobre los problemas que su grupo tiene en el Congreso para formar mayorías debido al distanciamiento del PNV.
El líder del PSOE ha atribuido las posibles dificultades del partido en el Parlamento al "acierto" de su política de "vertebración y cohesión de la España plural", pero ha prometido que todos esos problemas se superarán intensificando el diálogo.
Según Rodríguez Zapatero, si la capacidad de llegar a acuerdos del PSOE en las Cortes "es más difícil" es "por pura coherencia" con lo que siempre han defendido y con el anhelo de consolidar una convivencia democrática entre los vascos, por defender la libertad por encima de cualquier otra cuestión y por su obligación "de extender el disfrute efectivo de la libertad" y de acabar cuanto antes con ETA.
No hay mejoría económica
El presidente del Gobierno también ha hablado sobre la crisis económica y la recesión que sufre el país. Zapatero ha reconocido que aún no se ven "señales claras" de recuperación económica.
En este sentido, el jefe del Ejecutivo se ha comprometido a mantener y a, incluso, aumentar la protección social. Además ha adelantado una mejor evolución del empleo, pese a que, según ha reconocido, España está aún inmersa "en la fase aguda" de la crisis.