Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Wikileaks destapa los secretos diplomáticos de la inteligencia estadounidense

En un informe de 2008, la Embajada de Estados Unidos en Moscú asegura que el presidente ruso, Dimitri Medvedev, obedece al "juego de Batman y Robin" marcado por el primer ministro, Vladimir Putin, en alusión al famoso cómic.
En otro documento, esta vez firmado en París, los diplomáticos estadounidenses subrayan "el sofisticado y autoritario estilo personal" del presidente, Nicolas Sarkozy, de quien destacan su tendencia a corregir reiteradamente las actuaciones de los miembros de su Gobierno, especialmente del primer ministro, Franois Fillion.
Por su parte, la encargada de negocios de Estados Unidos en Roma, Elizabeth Dibble, considera que el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, ha sido un "irresponsable, inútil e incompetente" en su papel de "líder europeo moderno", al tiempo que señala que está "física y políticamente debilitado" debido a su gusto por "fiestas nocturnas duras que no le permiten descansar lo suficiente".
Mientras, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, es considerado como un político "elegante y encantador" que "nunca cumple sus promesas", tal y como recoge un cable diplomático de El Cairo tras una reunión con el presidente de Egipto, Hosni Mubarak.
Kim Jong Il, un "un pobre viejo blando"
Algunos de los documentos filtrados se refieren también al presidente de Corea del Norte, Kim Jong Il, quien aparece descrito como "un pobre viejo blando" que sufre dolencias "traumatismos físicos y psicológicos" debido a un derrame cerebral.
En la misma línea, un informe de Kabul sobre el presidente afgano, Hamid Karzai, indica que "es un hombre extremadamente débil que no escucha los hechos pero que, en cambio, se deja influir fácilmente por cualquiera que venga contando las historias más extrañas sobre conspiraciones en su contra".
Por su parte, John Brennan, el principal asesor sobre terrorismo del presidente estadounidense, Barack Obama, se refiere al mandatario yemení, Ali Abdulá Salé, como un hombre "desagradable, aburrido e impaciente".
Mientras, el presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, aparece descrito en un cable de Pretoria como "el viejo loco" y su par libanés, Muanmar Gadaffi, como "simplemente raro", por el sultán de Qaboos de Omán, según recoge el rotativo británico.
Fricciones con España
Los documentos clasificados estadounidenses filtrados hoy por Wikileaks referidos a España revelan pruebas de fricciones diplomáticas entre ambos países, achacan la victoria del PSOE en los comicios de 2004 a la "pobre gestión" realizada por el Partido Popular tras los atentados del 11 de marzo en Madrid y valoran especialmente la figura del rey don Juan Carlos en oposición a "la pobre impresión" causada por algunos miembros del Gobierno español, de cuyo presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguran que tiene unos ideales de una izquierda "trasnochada y romántica".
En términos generales, los diplomáticos estadounidenses "no se muestran especialmente entusiasmados" con sus homólogos españoles, algunos de los cuales son descritos "con términos poco halagadores", con la excepción hecha del rey don Juan Carlos, del que recomiendan a Washington "que se gane la admiración" del monarca.
En estos documentos, no obstante, "existen pruebas de una fricción diplomática evidente entre Washington y Madrid sobre un buen número de temas, incluyendo la retirada de las tropas españolas de Irak, las relaciones del Gobierno español con Cuba y Venezuela, así como con otros países acusados de financiar actividades terroristas", según el medio.
Uno de los momentos más importantes, por volumen de información enviada, tuvo lugar con la victoria de Zapatero tras las elecciones de 2004, que generaron una ola de cables en la que "los diplomáticos estadounidenses atribuían su triunfo a la pobre gestión de los atentados terroristas en Madrid" realizada por el anterior Gobierno del Partido Popular, cita el diario.
Sin embargo, el Gobierno español ha decidido optar por el silencio ante la publicación de documentos diplomáticos estadounidenses.
Las reacciones no han tardado en llegar
Kristinn Hrafnsson, portavoz de Wikileaks, ha asegurado que él mismo se ha sorprendido ante la extensión del espionaje estadounidense.
Por su parte, la mayoría de Gobiernos ha condenado la filtración de Wikileaks. El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu ha señalado que los documentos, demuestran que Israel tiene razón cuando advierte del peligro iraní. Entre las publicaciones hay cables de la Embajada estadounidense en Madrid sobre la política y las instituciones españolas. China, por su parte, ha prohibido difundir informaciones sobre la filtración de Wikileaks.
Diversos congresistas republicanos han enviado una carta al fiscal general y a la Secretaria de Estado de EE UU exigiendo que designen a Wikileaks como una organización terrorista.