Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Vizeat, el Uber de los restaurantes

Gente cenandoGTRES

Una rica cena, un buen vino y una conversación amena. Vizeat es una página web que pone en contacto directo a los comensales con los chefs. Al igual que Uber o Airnbnb, este servicio ya ha recibido críticas de los veteranos de esta profesión: los restaurantes.

El funcionamiento de Vizeat es sencillo. Después de registrarse, el usuario lo único que debe hacer es ponerse en contacto con el 'cocinillas' que más le guste y concertar, de forma directa, una cita con él. En cuanto al menú, corre a cargo del chef aunque las sugerencias del usuario siempre serán bien recibidas.
A parte de la ventaja de poder conocer así a gente de todas partes del mundo, lo mejor es que los precios poco tienen que ver con los que podrías encontrarte en un restaurante. A diferencia de los precios desorbitados que ofrecen algunos restaurantes, los cocineros de Vizeat basan sus precios en el coste de los ingredientes y en una pequeña cantidad por la mano de obra.
Este fenómeno comenzó en París, aunque actualmente se ha extendido por varias ciudades del mundo como Roma, Nueva York o Barcelona. Sin embargo, su popularidad también le ha traído problemas. Al igual que le pasó a Uber con los taxis y a Airnbnb con los hoteles, los restaurantes consideran que Vizeat es competencia desleal. Además, los sindicatos han destacado que, a diferencia de los establecimientos, estos 'chefs clandestinos' no tienen la titulación de manipulación de alimentos ni sus casas han pasado los controles de sanidad ni pagan los mismos impuestos.
Sin embargo, desde esta página web, no creen que el tamaño de una casa estándar permita albergar a tantas personas como un restaurante ni que vaya a herir tanto a la economía hostelera. En declaraciones recogidas por la BBC, Camile Rumani, co-fundadora de Vizeat, defiende que el fin de esta empresa es no sólo dar de comer a las personas si no ayudarles a conseguir experiencias únicas y hacer nuevos amigos.