Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Vega pide tranquilidad después de que Standard & Poor's rebaje la solvencia de España

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha enviado un mensaje de confianza a la ciudadanía y de tranquilidad a los mercados después de que la agencia de calificación crediticia Standard & Poor's haya rebajado la nota de la deuda española a largo plazo.
De la Vega ha respondido en estos términos al ser preguntada en los pasillos del Congreso sobre la rebaja de la calificación de la deuda española desde la categoría AA+ a AA con perspectiva negativa, debido a que S&P considera que el país podría sufrir un "periodo adicional de crecimiento débil".
"Estamos adoptando todas las medidas para cumplir nuestros compromisos", ha garantizado la vicepresidenta primera, quien ha asegurado que España ha demostrado ser un país que "sabe hacer frente a las dificultades", como lo ha hecho siempre, "y lo sabe hacer con rigor".
"Sabemos hacer los deberes"
De la Vega ha asegurado que España sabe "hacer los deberes". "Sabemos hacer los deberes, los estamos haciendo y los estamos haciendo bien", ha indicado, para detallar que el Gobierno ya ha adoptado medidas, entre las que ha citado el "muy serio" plan de consolidación fiscal y de reducción del déficit, así como la puesta en marcha de la reforma laboral.
La agencia de calificación de riesgo basa su rebaja en el hecho de que la economía española crecerá sólo una media del 0,7 por ciento entre este año y 2016, frente a la previsión inicial de que el PIB evolucionara en ese periodo por encima del 1 por ciento.
Precisamente ayer, Standard & Poor's redujo el "rating" de la deuda griega al nivel de los llamados "bonos basura", tras lo cual el coste de esa deuda no deja de aumentar a la vez que cae la bolsa de Antenas.