Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De la Vega ve posible desarrollar "prácticamente todo" el Estatut

Reunión de Montilla y Zapaterocuatro.com
El presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, y el de la Generalitat, José Montilla, se han reunido durante dos horas este miércoles en el Palacio de la Moncloa para negociar la hoja de ruta de desarrollo del Estatut tras la sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre la norma catalana.
Montilla ha defendido ante el jefe del Ejecutivo que es hora de que la política recupere "íntegramente" el contenido del Estatuto "lesionado" por la sentencia del Tribunal Constitucional.
El presidente catalán ha explicado, en rueda de prensa, que sale "razonablemente satisfecho" en función de los objetivos que se había marcado, entre otras cosas porque Rodríguez Zapatero es consciente de que "tenemos un problema" porque la sentencia ha "lesionado" las relaciones entre Cataluña y España no sólo en términos "materiales" sino también "intangibles, morales".
Hay que "rehacer afectos"
Por ello, Montilla mantuvo ante el presidente que superar esa desafección requiere voluntad política, "rehacer afectos", más allá de reformar "una, dos o tres leyes" o de transferir "una, dos o tres competencias", aunque eso también habrá que hacerlo y para ello entregó una amplia documentación preparada por los expertos designados al efecto.
Las vías para recuperar el Estatuto deben ser "jurídicamente consistentes y parlamentariamente posibles", y por ello no hablaron expresamente de una reforma constitucional que Montilla cree que será "necesaria" en el futuro pero que ahora no es un objetivo inmediato.
Lo que Montilla reclama es sobre todo un "cambio de actitud" que deberá plasmarse en "gestos políticos" que no quiso concretar, pero que espera ir viendo en las próximas semanas o meses.
"Máxima rentabilidad" al Estatut
La vicepresidenta primera y portavoz del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que el Gobierno ve posible desarrollar "prácticamente todo" el Estatuto de Cataluña "sin ir más allá" de las líneas marcadas por el Tribunal Constitucional en su sentencia. "Les aseguro que eso cabe. Y estoy convencida de que eso va a producir esa recuperación de la confianza que se ha visto de alguna manera afectada por todo lo que se ha vivido estos cuatro años", ha añadido.
De la Vega se ha comprometido a estudiar el informe de los expertos catalanes. No obstante, donde Montilla ha hablado de recuperar "íntegramente" el texto, De la Vega ha hablado de desarrollar "prácticamente todo". A su juicio, la sentencia "da mucho margen" para desarrollar el 'Estatut' y lo que hay que hacer es estudiar cuál es la mejor herramienta para hacerlo en cada caso: leyes, decisiones políticas, normas de rango menor o convenios de colaboración.
Así, ha reconocido que en Cataluña ha habido "crispación" y "desafección", queha atribuido a la "irresponsabilidad" del PP cuando recurrió el 'Estatut', y también "un sentimiento de frustración" con la sentencia. Para repararlo, a su juicio, es necesaria "buena disposición" y voluntad de "evitar los malentendidos".
Después de que Montilla haya insistido en que la sentencia rompió el pacto estatutario, De la Vega ha admitido que hay algunas "discrepancias" entre Gobierno y Generalitat en sus "forma de expresión", pero ha querido insistir en que, "en lo esencial", comparten el "diagnóstico y las vías que hay que abordar para desarrollar el Estatuto". Según ha dicho, ambos comparten "proyecto ideológico" y, además, la reunión ha dejado clara la "voluntad" de las dos partes de "trabajar codo con codo para reconstruir ese entendimiento".
El anhelo de autogobierno y de identidad de Cataluña, ha insistido, cabe en la Constitución española, y Zapatero ha dejado claro a Montilla que, desde el "acatamiento" de la sentencia, entiende el "malestar" y está dispuesto a la "acción política" para "concretar ese anhelo" y seguir "perfeccionando y profundizando" el Estado autonómico.