Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Vaticano insiste en que la mayoría de los abusos a menores cometidos por sacerdotes son de tipo homosexual

Federico Lombardi, lo ha recordado a través de un comunicado en el que quiso responder a la polémica que el secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone, generó este lunes al vincular la pedofilia con la homosexualidad.
Lombardi se ha remitido a los datos estadísticos relativos a las causas de los abusos a menores afrontadas en los últimos años por la Congregación para la Doctrina de la Fe y que el promotor de Justicia de la Congregación para la Doctrina de la Fe, monseñor Charles J. Scicluna, ha hecho públicos recientemente.
Efebofilia, en el 90% de los casos
Según estas estadísticas, el 10 por ciento de los abusos a menores cometidos por sacerdotes son "casos de pedofilia en sentido estricto", mientras que "el 90 por ciento de los casos debe definirse más bien como efebofilia, es decir, abusos a adolescentes". De éstos, "el 60 por ciento se refieren a individuos del mismo sexo, mientras que el 30 por ciento son de carácter heterosexual".
Lombardi ha precisado que estos datos "se refieren evidentemente a la problemática de los abusos por parte de sacerdotes y no a la población en general". Asimismo, ha admitido que "las autoridades eclesiásticas consideran que no es de su competencia hacer afirmaciones generales de carácter específicamente psicológico o médico", las cuales corresponden más bien a "los especialistas y a las investigaciones en curso sobre la materia".