Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varios pacientes infectados de hepatitis C en un centro de diálisis de Tarragona

DiálisisReuters
Más de una decena de pacientes renales han resultado infectados por el virus de la hepatitis C durante sesiones de diálisis en el Instituto Nefrológico Santa Tecla en Tarragona, según ha informado la Asociación El Defensor del Paciente (Adepa).

Se trata todavía de un número "indefinido" de enfermos de hemodiálisis, pero con toda seguridad más de una decena, dijo tener constancia la presidenta de Adepa, Carmen Flores, que criticó el "ocultismo" del instituto a la hora de revelar la cifra del número de infectados.
Los hechos se remontan al 3 de diciembre de 2009 cuando representantes del centro reunieron a varios pacientes infectados con el virus en distintas horas, y se les comunicó la negligencia.
Según el relato de los pacientes, que confirmó el centro, dada la elevada edad de algunos de los pacientes se les tranquilizó diciéndoles que no debían preocuparse, puesto que la enfermedad no se desarrolla hasta pasados 20 años.
También se informó de la necesidad de tomar precauciones con los familiares para evitar posibles contagios a través de heridas, hemorragias, útiles de limpieza y aseo personal, como maquinillas de afeitar, toallas y ropa interior.
Graves consecuencias
Tras los hechos, uno de los pacientes, que llevaba cuatro años y medio en lista de espera para recibir un trasplante, fue trasladado de urgencia para realizar la intervención, pero tuvo que remitir al especialista al centro de diálisis para que le explicara que no podía aceptar el riñón debido a una infección por hepatitis C.
En ese caso, la hepatóloga de del Hospital Joan XXIII revisó los análisis realizados en el centro de diálisis, y requirió otros más exhaustivos que ya no hallaron restos del virus, probablemente, porque el mismo organismo debía haberlo eliminado, por lo que posiblemente podría haber recibido el trasplante. No obstante, medio día más tarde el riñón ya había sido trasplantado a otro paciente en lista de espera, explicó la asociación.
Además del citado caso, la asociación citó otros cuatro, algunos más graves. El Instituto Nefrológico Santa Tecla en Tarragona explicó que los casos ya se han notificado a la Conselleria de Salud de la Generalitat catalana, que investiga las causas, y está "siguiendo" todos los casos en su curso.
La Conselleria de Salud está realizando un "análisis filogenético de las muestras para ver el origen del virus", ha explicado una portavoz del departamento que lidera Marina Geli.
La Adepa ha pedido al fiscal jefe de Tarragona, Javier Jou, una investigación de oficio que determine la cantidad de pacientes afectados, la forma del contagio y depuración de responsabilidades.