Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varias jóvenes afirman haber cobrado por acudir a las fiestas de Berlusconi

Al primer ministro italiano siguen salpicándole los escándalos relacionados con su vida privada y su, al parecer, gusto por las fiestas con jóvenes. Si días atrás eran las fotografías de su Villa en Cerdeña las que levantaban el escándalo, esta vez han sido varias de las jóvenes que afirman haber acudido a las fiestas de Berlusconi, las que destapan la polémica.
Tres jóvenes se suman a la denuncia realizada por Patrizia D'Addario asegurando haber recibido dinero por acudir a fiestas de Silvio Berlusconi. La Fiscalía de Bari (sur de Italia) ya investiga los supuestos pagos a invitadas a las reuniones privadas del primer ministro italiano.
Según informa hoy la prensa italiana, el testimonio de estas tres jóvenes, de las que dos han declarado en Bari y una en Roma, se suma al de Patrizia D'Addario, quien en una entrevista aseguraba haber cobrado 1.000 euros por asistir a una fiesta de Berlusconi.
Un empresario las 'contrataba'
"Corriere della Sera", que ayer destapó el caso, informa de que la versión de estas tres chicas coincide con la ofrecida por D'Addario a la Fiscalía de Bari. Todas ellas afirman que el empresario Giampaolo Tarantini se ponía en contacto con ellas para llevarlas a las fiestas.
Tarantini, apunta el rotativo, ha sido incluido en la lista de investigados por la Fiscalía de Bari por una supuesta "inducción a la prostitución", después de que la semana pasada las autoridades de la ciudad italiana le interrogaran en presencia de su abogado.
El caso ha sido destapado por unas conversaciones telefónicas interceptadas por la Policía a Tarantini que investigaba unas supuestas concesiones ilícitas a su empresa, Technohospital, a cambio de sobornos, escuchas en las que el empresario aludía a unos "ingresos" de dinero a jóvenes que acudían a fiestas de Berlusconi.
Fuentes de la Fiscalía de Bari que cita el "Corriere della Sera" aseguran que la investigación sobre el caso de los supuestos pagos se desarrolla en "lugares exclusivos" de Roma y de la isla de Cerdeña, donde Berlusconi tiene su mansión Villa Certosa, a la que pertenecen las fotos publicadas por el diario español "El País" el pasado 5 de junio.