Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Varias empresas, multadas por la Agencia Catalana de Consumo con 54.000 euros

Logo IKEAReuters
Las empresas PC City, Ikea, Finconsum y Renolux han sido multadas por la Agencia Catalana de Consumo (ACC) de la Generalitat con un total de 54.500 euros, según ha informado el Govern en un comunicado. Por su parte, la ACC ha recibido siete denuncias relacionadas con la compañía de informática y tecnología PC City. Esto ha motivado la imputación de cuatro cargos que suponen multas por valor de 12.000 euros.
Mientras, Finconsum, establecimiento comercial de crédito, hay dos expedientes sancionadores de 9.00 euros cada uno por prácticas abusivas. El primero se debe a la denuncia de un particular que no obtuvo información sobre cobros en operaciones de crédito. El segundo es por gestionar el cobro de unos recibos de un contrato que nunca firmó el consumidor.
"Compromiso de transparencia"
Por su parte, Ikea ha sido multada con 8.000 euros por defectos en el etiquetado de varios productos, a raíz de una inspección con motivo de una denuncia de una asociación de consumidores. La compañía no indicaba las características esenciales de productos industriales, como advertencias e instrucciones sobre la instalación, el uso y el mantenimiento.
Mientras, respecto al fabricante de sillitas para coches Renolux France Industrie, la inspección ha detectado dos incumplimientos graves en el sistema de retención infantil, lo que ocasionaba un riesgo para la seguridad. Así, la sanción incluye una multa de 10.000 euros, la destrucción de 101 sillitas y el pago de los gastos por las unidades compradas, que se eleva a 6.528 euros.
La ACC ha decidido publicitar las sanciones impuestas a estas cuatro compañías en el marco de su "compromiso de transparencia" y "para contribuir a que las empresas cumplan con los derechos de los consumidores".