Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valencia informará con imágenes de fetos de la "trascendencia ética" del aborto

Entra en vigor la nueva ley del AbortoCuatro/CNN+
La Generalitat valenciana informará a las mujeres que acudan a los centros sanitarios con intención de interrumpir su embarazo no sólo de las consecuencias médicas, psicológicas y sociales de su decisión sino también de la "trascendencia ética" de esta acción. Para ello, se incorporará a la documentación escrita imágenes sobre el proceso de interrupción voluntaria del embarazo y del de formación de la vida por medio de "cualquier formato gráfico" como ecografías en 3D.
Así lo ha trasladado este viernes la portavoz del Consell valenciano, Paula Sánchez de León, en la rueda de prensa posterior a la reunión del pleno del Gobierno valenciano, que ha tomado una serie de decisiones para evitar "las situaciones y los problemas técnicos" que se pueden suscitar como consecuencia de la aplicación de la nueva ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo.
Al respecto, ha acordado, en virtud del artículo 17.4 de la ley, que regula el derecho a la información con carácter previo a la prestación del consentimiento, informar no sólo de las consecuencias médicas, psicológicas y sociales de la interrupción del embarazo "sino también de la trascendencia ética de la decisión de abortar".
Incorporará ecografías del feto
Para ello, se incorporará no sólo la información escrita de carácter médico o psicológico que prevé la ley, sino también "información visual" tanto del proceso de interrupción del embarazo como del de formación de la vida a través de "cualquier formato gráfico" como ecografías en 3D.

El Ejecutivo valenciano también ha decidido crear un comité de expertos que analice y redacte la normativa autonómica necesaria para la aplicación del derecho a la objeción de conciencia. Sánchez de León ha avanzado que la pretensión es que este derecho se amplíe para los empleados públicos que no sean profesionales sanitarios.
También se constituirá un servicio específico público para "dar respuesta" a los "conflictos" y "controversias" que la aplicación de la norma pueda generar, como en el caso de que una adolescente de 16 años decida abortar y sólo cuente con el consentimiento de uno de los progenitores o de ninguno y la menor invoque el derecho que prevé la ley, ha precisado Sánchez de León.