Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Valencia arde y pone fin a las fallas 2009

Fallas de Valencia 2009Reuters
Un año más, Valencia quedó devorada por el fuego, el último colofón para poner fin a las fallas. 772 monumentos han sido quemados ante la atenta mirada de miles de valencianos y forasteros.
Todas fueron pasto de las llamas. Todas excepto dos, 'Solidaridad' y 'Queridas mascotas', salvadas por votación popular. La quema empezó a las 22 horas con las fallas infantiles y dos horas más tarde las falles grandes ya eran pasto de las llamas.
Entre lágrimas y desde lo alto del balcón del Ayuntamiento, las falleras mayor e infantil, Marta Agustín y María Berbel, pusieron fin a su reinado de este año. Durante la crema estuvieron acompañadas de la alcaldesa Rita Barberá, del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y el cardenal-arzobispo de Valencia, Agustín García Gasco.
Gasto público
Y como no podía ser de otra manera, la crisis económica además de ser uno de los principales temas de los monumentos falleros, también ha sido el trasfondo de estas fiestas. Este año se han gastado en estas fiestas un total de 752 millones de euros y se han quemado monumentos valorados en hasta 10,64 millones. Aún así las fallas han vuelto ha superar el record de asistencia, con un total de 105.000 participantes.
Pero si se puede buscar un lado negativo a estas fiestas es la cantidad de basura que los servicios municipales han tenido que recoger durante estos días. Un total de 7.500 toneladas lo que equivale a 882 camiones bañera. El consistorio cifra en 206.425 euros la reposición de papeleras y contenedores dañados y en 84.119 euros los desperfectos en jardines.