Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Unión de Contribuyentes rechaza una subida de impuestos a hidrocarburos, que ya están "maltratados"

La Unión de Contribuyentes rechaza cualquier posible subida de impuestos a los hidrocarburos al considerar que tendría carácter "indiscriminado" y que estos productos ya se encuentran "maltratados" por diversos gravámenes.
En una nota, la organización señala que, en los últimos días, "diversos analistas y expertos próximos al Gobierno" han sugerido una posible subida de estos impuestos.
"Estamos ante el típico globo sonda cuyo objetivo es preparar el terreno de la opinión pública para suavizar la introducción de la medida cuando finalmente se produzca", asegura el presidente de Unión de Contribuyentes, Juan Pina.
La organización señaló a comienzos de diciembre que las medidas tributarias del Gobierno "no eran suficientes para cumplir con los objetivos de déficit establecidos por la Unión Europea" y consideró que su aplicación "sólo abrían la puerta a nuevas alzas fiscales a lo largo de 2017".
Al tiempo que califica de "fantasía irrealizable" los cálculos del Ministerio de Hacienda sobre la futura recaudación por Sociedades, considera que un alza de los impuestos sobre los hidrocarburos "perjudican gravemente al conjunto de la sociedad, ya que sus efectos son indiscriminados y encarecen el precio de infinidad de bienes y servicios".
"Los hidrocarburos ya se encuentran particularmente maltratados en nuestro régimen tributario a consecuencia del gravamen adicional que imponen las comunidades autónomas", indica, antes de asegurar que "los contribuyentes ya soportan unos impuestos extremadamente elevados a los hidrocarburos, y alerta sobre el daño que les causaría una nueva subida".
La Unión de Contribuyentes dice que es "imprescindible reducir el déficit por el lado del gasto y no mediante el continuo incremento de la exacción fiscal a los ciudadanos y a las empresas".