Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE vaticina que el paro llegará al 20,5 por ciento en España

Las últimas previsiones publicadas por la Comisión Europea sobre la crisis económica no invitan al optimismo.
Según el Ejecutivo comunitario, la economía española caerá este año el 3,2 por ciento y el déficit público aumentará hasta llegar al 8,6 por ciento del PIB. Este cálculo está en línea con los del Fondo Monetario Internacional y el Banco de España, que vaticinan una caída del PIB español este año del 3 por ciento.
En 2010, la Comisión cree que la economía española se contraerá el 1 por ciento, mientras que el paro escalará hasta el 20,5 por ciento de la población activa. El déficit público no dejará de crecer y alcanzará, si no hay cambio de políticas, el 9,8 por ciento del PIB el año que viene.
Antes de la EPA
La Comisión aclara que elaboró sus previsiones antes de la publicación de la Encuesta de Población Activa correspondiente al primer trimestre, que confirmó que el paro afecta a más de 4 millones de personas, el 17,36 por ciento de la población activa, e indicó que, de confirmarse, estos datos suponen un claro riesgo a la baja para la evolución de la economía nacional.
Antes de conocer esa información, Bruselas pronosticó que el paro llegaría este año al 17,3 por ciento y al 20,5 por ciento el próximo.
Por la caída del consumo
El Ejecutivo de la UE explica la fuerte caída de la actividad este año por la contracción del consumo privado, afectado por las malas perspectivas de empleo, y la inversión, que se desplomará más del 23 por ciento tanto en el componente de equipo como en el de la construcción.
Bruselas vaticina que la demanda de crédito para vivienda bajará, dado que persisten las dificultades en el sector financiero.
Las exportaciones se hundirán el 10,2 por ciento, pero la caída de las importaciones será aún mayor, del 14,5 por ciento, con lo que el sector exterior tendrá una contribución positiva al PIB de 2 puntos (más que compensada por la aportación negativa de la demanda interna, de 5,1 puntos).
La inflación
La inflación se mantendrá de media a lo largo del ejercicio en tasa negativa (-0,1 por ciento) para repuntar ligeramente en 2010 (1,4 por ciento), pero la Comisión recalca que, a pesar de la reducción del diferencial con sus socios de la moneda única, la posición competitiva de España seguirá débil.
El PIB se contraerá en 2010, arrastrado por la continuación del ajuste en la construcción y la inversión en equipo.