Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE busca conocer el estado de salud de su sistema financiero

Siguiendo el ejemplo de Estados Unidos, la Unión Europea realizará de aquí a septiembre una prueba de estrés a sus principales bancos. Lo hace con el objetivo de conocer el estado de salud del sistema financiero comunitario y su grado de resistencia a la crisis económica.
Esta prueba de estrés será realizada por los supervisores bancarios nacionales de los Veintisiete, en el caso español, por el Banco de España. La portavoz de este órgano consultivo, Efstathia Bouli, ha aclarado que no se trata de conocer las necesidades de capital de los bancos porque los planes de rescate de las entidades con problemas son competencia de los Estados miembros y no de la UE.
Una decisión llevada a cabo por los ministros de Economía de la UE, y discutida en la reunión del Ecofin del 5 de mayo. El presidente del Comité Económico y Financiero, Thomas Wieser, ha explicado que las pruebas de estrés se centrarán en los bancos de importancia sistémica a nivel transfronterizo. Además los resultados no se conocerán de forma individual sino de manera agregada para el conjunto del sistema financiero fronterizo. Los resultados se debatirán en la reunión informal de ministros de Economía y Hacienda que se celebrará a finales de septiembre en Gotemburgo.
A priori, una medida positiva
El comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, ha insistido en reiteradas ocasiones que para que la economía europea se recupere es necesario eliminar lo antes posible los 'activos tóxicos' de los balances de los bancos y recapitalizarlos si es necesario. Por eso el comisario considera esta medida como parte de este tratamiento. A juicio de Bruselas, es importante que haya plena transparencia sobre las balanzas de los bancos. Ello reforzaría la confianza en el sistema financiero y reactivaría el crédito a familias y empresas.
Esta nueva medida ha dado buenos resultados en la economía estadounidense ya que de las pruebas de estrés realizadas en Estados Unidos, 10 de los 19 mayores bancos del país necesitan captar 74.600 millones de dólares (unos 56.000 millones de euros). Estos resultados fueron bien recibidos por los mercados financieros, que temían que la situación fuera más grave que la revelada por este ejercicio.