Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La UE y el FMI han aprobado el rescate de Irlanda

Los ministros de Economía de la Unión Europea han aprobado, junto con el Fondo Monetario Internacional (FMI), un rescate financiero de 85.000 millones de euros para Irlanda. El objetivo de la ayuda es hacer frente a la crisis de deuda provocada por los graves problemas del sector bancario del país y frenar el contagio a Portugal y España.
El rescate se activará en la próxima reunión de ministros de Economía de la UE que se celebra los días 6 y 7 de diciembre. Del total de la ayuda, 50.000 millones de euros se destinarán a atender las necesidades de financiación del Gobierno de Dublín, mientras que los 35.000 millones restantes se concentrarán en el sector financiero.
A cambio de la ayuda, las autoridades irlandesas aprobaron el pasado jueves un duro plan de austeridad fiscal para los próximos cuatro años con el fin de reducir el déficit público del 32% del PIB este año al 3% en 2014. El ajuste asciende a 15.000 millones de euros e incluye medidas como el despido de 25.000 funcionarios, el recorte del salario mínimo o el aumento del IVA hasta el 23%.
Los prestamistas
Del total de la ayuda a Irlanda, 22.500 millones de euros los aportará el FMI y una cantidad equivalente la aportará el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera, garantizado por el presupuesto comunitario. Otros 22.500 millones vendrán del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, garantizado por los países de la eurozona, y de préstamos bilaterales de Reino Unido, Suecia y Dinamarca. Irlanda contribuye a su propio rescate con 17.500 millones liberados de su fondo de pensiones.
El de Irlanda será el segundo rescate que realiza la UE este año. El pasado mes de mayo, los ministros de Economía ya aprobaron una ayuda de 110.000 millones de euros para Grecia, cuyo tercer tramo se pagará en enero.