Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trump alcanza un nuevo máximo en la carrera republicana hacia la Casa Blanca

Trump lidera las encuestasReuters

El apoyo de los simpatizantes del Partido Republicano a Donald Trump ha llegado a un nuevo máximo y ya hay más de un 40 por ciento que respaldan al magnate en su carrera por llegar a la Casa Blanca.

Así lo recoge un sondeo difundido este martes por la cadena CNN y que sitúa en el 41 por ciento el nivel de apoyo popular a Trump a menos de dos semanas del inicio de las elecciones primarias. Segundo figura, con un escaso 19 por ciento, el senador Ted Cruz, que ha ido ganando puntos en estas últimas semanas.
Trump ha dinamitado una carrera en la que sólo él y ,en menor medida, Cruz figuran con más de dos dígitos en los porcentajes de intención de voto. El senador por Florida Marco Rubio, uno de los favoritos 'a priori', ocupa la tercera posición (8 por ciento), seguido del neurocirujano retirado Ben Carson (6 por ciento), el exgobernador de Florida Jeb Bush (5 por ciento) y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie (4 por ciento).
La encuesta, elaborada a partir de 1.002 entrevistas, sitúa a Trump como el claro dominador en prácticamente todos los segmentos sociales, de género y edad. Sin embargo, su ventaja se reduce entre los estadounidenses con carrera universitaria y entre los simpatizantes de la facción ultraconservadora Tea Party. Un descenso que no ha impedido que Trump siga manteniendo un estilo prepotente y provocativo en todas sus apariciones televisivas. 
El magnate hotelero, según datos del sondeo, tiene la ventaja de contar con un electorado convencido, ya que siete de cada diez apoyos del polémico político estarían ya cerrados. El resto de candidatos, en cambio, sólo tendrían bloqueado alrededor de un 40 por ciento de los votos. Esta fidelidad de su electorado baticina unas elecciones primarias dentro del Partido Republicano poco reñidas, a no ser que Ted Cruz termine remontando en las encuestas.