Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Trillo no nos dio ni el pésame"

Este lunes se ha reanudado el juicio del Yak 42 en la Audiencia Nacional con la declaración de nuevos testigos, entre ellos, familiares de los soldados fallecidos y peritos.
Los primeros han denunciado "presiones" "desprecios" e incluso "chantajes emocionales" a los que supuestamente les sometió el Ministerio de Defensa para tratar de evitar que se investigaran los errores en la identificación de los cadáveres del accidente aéreo en el que murieron 62 militares españoles el 26 de mayo de 2003 en Trebisonda (Turquía).
"El ex ministro de Defensa Trillo recibió en julio a mi padre, al único familiar al que recibió. En ningún momento le consoló, no le explicó ninguna de las causas y es más no le dio ni el pésame. Mi padre sí tuvo la deferencia de dárselo porque unos meses antes había fallecido su padre. Trillo se limitó a pedirle que interfiriera para que la Asociación se plegara a no investigar", ha explicado durante el jucio Francisco González, hijo y hermano de militar.
Restos de varias víctimas
Por su parte, los peritos que han comparecido han revelado que en algunos de los féretros que fueron entregados por el Ministerio de Defensa a los familiares de las víctimas se encontraron posteriormente restos de hasta cuatro víctimas distintas.
Según el orden del día de la sesión, el Tribunal presidido por el juez Javier Gómez Bermúdez analizará durante este lunes las 13 pruebas periciales propuestas por el teniente fiscal, Fernando Burgos, la Asociación de Familias Afectadas por la Catástrofe del Yak-42, el resto de acusaciones particulares y la defensa del general Vicente Navarro.
El general Luis Alejandre, el mando militar que presuntamente alertó al Ministerio de Defensa de los errores en la identificación de 30 de las 62 víctimas del accidente del Yak-42, declarará este martes como testigo.