Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trichet ve "crecientes signos" de que la recesión global "toca fondo"

El presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet, ha asegurado que el actual nivel de tipos de interés al 1 por ciento es el "adecuado" teniendo en cuenta la información disponible y ha augurado este jueves una recuperación gradual de la economía de la zona euro el próximo año. Trichet ve signos de que la recesión global "toca fondo", a pesar del elevado grado de incertidumbre que aún persiste.
Todo esto lo ha dicho tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE, donde se ha decidido "por unanimidad" mantener estables los tipos de interés. El banquero francés ha precisado que se mantendrá la "debilidad" de la economía del bloque del euro en la segunda mitad de 2009, aunque el ritmo de deterioro "claramente se está ralentizando".
Nivel mínimo histórico
Aunque haya signos de mejoría, todavía no se puede hablar de recuperación, por lo que el BCE ha decidido en una reunión, este jueves, mantener su tasa rectora en el mínimo del 1 por ciento durante mucho tiempo.
Pese a que el precio del dinero está tan bajo, los bancos comerciales mantienen reticencias a la hora de conceder créditos a las empresas y a los hogares. La institución europea ha informado en Fráncfort de que también deja inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos, en el 1,75 por ciento, y la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25 por ciento.
La institución que preside Trichet había acordado su última rebaja de 25 puntos básicos el pasado 7 de mayo y desde ese momento, las tasas han permanecido inalteradas en el uno por ciento. Entonces ya se aseguraba que los tipos estaban en un nivel adecuado.
Satisfechos con las medidas excepcionales
Por otro lado, el banquero francés y el vicepresidente del BCE, Lucas Papademos, han mostrado su satisfacción con los resultados obtenidos hasta la fecha por las medidas no convencionales puestas en marcha por la entidad.
En concreto han explicado que el BCE y los diferentes bancos centrales de la zona euro han destinado ya 5.085 millones de euros a la compra de bonos garantizados en el marco del plan para invertir hasta 60.000 millones en este tipo de activos.
Trichet ha reiterado su demanda para que las entidades comerciales de la zona euro trasladen a los consumidores y empresas las medidas para estimular el crédito.