Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Trichet y Ordóñez ven luz al final del túnel de la crisis

Jean Claude TrichetReuters
Juntos en la Reunión Económica Mundial del Banco de Pagos Internacionales que se celebra en Basilea, Jean Claude Trichet y Miguel Angel Fernández Ordóñez muestran un cierto optimismo sobre las perspectivas económicas.
El presidente del Banco Central Europeo ha afirmado que la economía mundial se aproxima a un "punto de inflexión" que incluso, en el caso de algunos países, ya se ha producido. No obstante ha advertido de la necesidad de que los bancos centrales tengan listas "estrategias de escape" que sean puestas en práctica cuando se inicie la recuperación.
Por su parte, Ordóñez, gobernador del Banco de España, ha subrayado que se aprecia una cierta mejoría tanto en la economía real como en los mercados financieros. Éste coincide con Trichet en que los bancos centrales deben permanecer "cautos" y no mostrarse demasiado optimistas.
Los bancos rescatados
Al otro lado del Atlántico tres de los grandes bancos que participaron en las pruebas de estrés del Gobierno de EEUU, han anunciado su intención de ampliar capital con el objetivo de captar los fondos necesarios para devolver las ayudas públicas recibidas en el marco del programa de alivio de activos problemáticos (TARP).
US Bancorp, Capital One Financial y BB&T, que superaron sin mácula el examen de los reguladores por lo que no recibieron la recomendación de captar capital adicional, se suman así a otras entidades como Goldman Sachs y JP Morgan, que previamente habían mostrado su intención de devolver los fondos del Gobierno.