Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tranquilidad en los aeropuertos por la huelga en Iberia aunque se anuncian más paros

Iberia cancela este miércoles un total de 183 vuelos, de los aproximadamente 1.000 programados, en el segundo día de paros que llevan a cabo los sindicatos de tripulantes de cabina Sitcpla y CTA. En lo que va de día predomina la normalidad y la tranquilidad en los aeropuertos.
Se ven afectados cerca del 20 por ciento de los vuelos programados por la aerolínea, de los que más de 125 corresponderán a enlaces domésticos y más de 60 a vuelos europeos e intercontinentales.
Principalmente vuelos nacionales
El aeropuerto de Madrid-Barajas es nuevamente el más afectado, con 93 anulaciones, seguido de Barcelona-El Prat, con 23 vuelos suprimidos. La mayoría de los vuelos cancelados corresponden a rutas domésticas desde la capital a Barcelona; Málaga, Sevilla y Granada; a Alicante y Valencia; a Santiago, A Coruña y Vigo; a San Sebastián y Bilbao, a Pamplona y a Asturias.
También se verán afectadas las rutas desde Madrid-Barajas a las principales capitales europeas como Lisboa, París, Londres, Bruselas, Amsterdam o Frankfurt. Asimismo, se suprimirán vuelos intercontinentales a Nueva York, México y Buenos Aires. Los vuelos de Iberia operados por Vueling, Air Nostrum y otras compañías en código compartido no se verán afectados por la huelga.
Nuevos paros
No obstante, los representantes sindicales de los tripulantes de cabina de Iberia (TCP) han decidido convocar ocho nuevas jornadas de paro, los días 30 de noviembre y 1,2,14,15,16,17 y 18 de diciembre.
La convocatoria de paros se ha fijado para estas fechas porque se quiere respetar el Puente de la Inmaculada (5-8 de diciembre), y las festividades navideñas, dado que no se persigue "perjudicar" a los pasajeros en fechas tan señaladas, sino "presionar a la empresa" para que responda a sus reivindicaciones, indicaron los sindicalistas.
Alternativas
Iberia, que lamenta los "inconvenientes" que la huelga puede ocasionar y asegura que hará "todo lo posible" para ofrecer a los más de 40.000 pasajeros afectados otras opciones, ha flexibilizado las condiciones de las tarifas para facilitar los cambios a los clientes que tengan que volar esos días.
Este martes, primera jornada de la huelga, Iberia canceló 185 vuelos, el 20 por ciento de las cerca de 1.000 operaciones programadas. En total, la huelga ha obligado a la aerolínea a suprimir 368 vuelos entre el martes y el miércoles.
La aerolínea y los dos sindicatos convocantes han discrepado acerca del seguimiento de los paros, como ocurrió ya los días 26 y 27 de octubre. Así, mientras Iberia ha cifrado el seguimiento en un 9,4 por ciento, los sindicatos han calificado deéxito la convocatoria, ya que ha sido secundada por 503 empleados, un 98,2 por ciento de los llamados a la huelga.