Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Toyota revisará 400.000 coches en todo el mundo

El grupo nipón deberá revisar 400.000 vehículos a lo largo y ancho del planeta debido a un posible defecto en los frenos. Toyota ha explicado que en los nuevos Prius, al frenar de forma suave en superficies irregulares o de escasa adherencia y activarse el ABS, el cliente puede percibir durante un instante una sensación de disminución de la capacidad de frenada. "En cualquier caso", destaca la empresa, "si el conductor pisa de forma firme y constante el freno, el control del vehículo es inmediato y absoluto".
La filial española de Toyota precisa que se ha identificado una mejora del software del ABS que permite reducir el tiempo de activación del sistema hidráulico en las condiciones descritas. Los concesionarios de la marca reprogramarán el 'software' del ABS en una intervención que requerirá aproximadamente 40 minutos. Toyota España, además, afirma que está trabajando con su red comercial para iniciar la campaña en los próximos días y destaca que, hasta el momento, no tiene notificación de ningún accidente relacionado con esta incidencia. Ningún otro modelo está afectado por la revisión en el mercado español.
A nivel mundial, la campaña de revisión afecta a 400.000 vehículos, en su mayor parte de la tercera generación del Toyota Prius, el coche más vendido en Japón en 2009, pero también de otros modelos como el Prius Plug-in Hybrid, del Sai y del HS250, comercializados en Japón.
El presidente de la multinacional nipona, Akio Toyoda, lamenta las molestias ocasionadas a los clientes, y agrega que este "episodio" hará que la empresa redoble su compromiso con la calidad como su principio fundamental. "Me encargaré personalmente de coordinar los esfuerzos de nuestro personal, nuestros concesionarios y nuestros proveedores para recuperar la confianza de los clientes", añade Toyoda.