Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Topolánek asegura que su dimisión no afectará a la presidencia de la UE

Tras perder una moción de censura contra su Gobierno este martes, el primer ministro checo, Mirek Topolánek, dimitirá en las próximas horas. Sin embargo, se ha comprometido a seguir con su trabajo al frente de los veintisiete y ha asegurado que la crisis de su Ejecutivo "no tendrá ningún impacto" en la Unión.
Topolánek se mantendrá, muy probablemente, como jefe de Gobierno interino hasta el final de su turno, el 30 de junio, cuando le tocará asumir la gestión de las reuniones y la representación de la Unión Europea a Suecia.
El Tratado de Lisboa, pendiente
Aún así, aparte del problema de imagen y la fragilidad de República Checa en su papel actual de negociador entre Estados, la ratificación del Tratadao de Lisboa puede estar en peligro. El Senado checo debía aprobar el texto en abril, pero la actual crisis puede retrasar esa cita, que, en cualquier caso, tendría ahora un resultado más incierto, ya que era Topolánek quien arrastraba al resto de su partido a favor del Tratado que, en sus varias versiones, intenta reformar la UE desde hace una década.
Topolánek, a su vuelta a Praga, tiene una agenda internacional completa en los próximos días, incluida la bienvenida de Barack Obama dentro de una semana a Europa, durante las cumbres del G-20, la OTAN y la UE.