Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Tomás Gómez: "Apoyo a Zapatero aunque no me apoye en Zapatero"

Aplazada la reunión entre ZP y GómezCuatro/CNN+
Al filo de la medianoche, el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, realizó sus primeras declaraciones tras guardar silencio durante toda la jornada. Gómez ha dejado claro su respaldo al presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, pese a que éste no le haya dado su apoyo como candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid. "Desde luego que no me siento traicionado. Yo apoyo 'a' Zapatero aunque no me apoye 'en' Zapatero", señala cuidando el uso de las preposiciones.
De esta manera, Gómez justifica que no se siente 'traicionado' por Rodríguez Zapatero, pese a que éste ha optado por defender ahora a la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, como cabeza de lista después de tres años dirigiendo él el partido en Madrid.
Así, y pese a todo lo ocurrido en las últimas semanas, el secretario general del PSM mantiene que su relación con el presidente del Gobierno es "extraordinaria". "Es difícil llevarse mal con Zapatero porque es alguien amable y alguien con el que, además, conecto muy bien y tengo una relación personal que, por supuesto, va a existir", recalca el líder de los socialistas madrileños.
En este sentido, destaca la "lealtad política" de la federación socialista madrileña con los órganos nacionales del partido, independientemente de las elecciones primarias que se avecinan para elegir a quien encabece la lista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid el año que viene. "Esto es un proceso interno en el que los militantes deciden quién quiere que encabece ese proyecto que vamos a ofrecer a los ciudadanos", resume.
Reticente a las encuestas
Sin embargo, Tomás Gómez no oculta su recelo respecto a las encuestas que ha hecho circular Ferraz, según las cuales Jiménez contaría con más respaldo electoral para competir contra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre. Las encuestas, argumenta el líder madrileño, "siempre hay que mirarlas con mucho escepticismo" porque se ha comprobado "muchas veces" que deben existir dudas sobre su "fiabilidad".
Además, subraya que las encuestas en el PSOE "no son norma ni cultura" como "elemento determinante" para tomar la decisión para elegir candidatos a las elecciones. "Son instrumentos que uno puede tener junto a una reflexión a la hora de tener que decidir cosas. En mi partido se decide democráticamente y los militantes deciden qué es lo que quieren para el partido, tanto en proyectos como en nombres y apellidos y sobre todas las circunstancias", argumenta.
"David contra Goliat"
El secretario general del PSM, desde su despacho de Callao, insiste en el éxito que supone la celebración de primarias para los militantes y, aunque asegura no sentirse como 'David contra Goliat', reconoce no obstante el peso del "aparato" de Ferraz.
"Es verdad que cualquiera podría pensar que con un aparato federal tan fuerte y tan potente enfrente... Eso es no creer en la democracia. Estoy convencido de que el aparato federal va a tener neutralidad porque está en el código y en el ADN de nuestro partido y de nuestras ideas, valores y principios", confía.
En este sentido, Gómez, que asegura no tener "ninguna duda" de la neutralidad de Ferraz en la preparación de estas primarias, también se compromete a que la dirección regional la tenga porque su partido "cree en la democracia".
Evita su enfrentamiento con Blanco
A la pregunta de que si cree que Zapatero no ha tenido en cuenta su trabajo durante estos tres años para desgastar políticamente a Aguirre, Gómez opina que son los militantes madrileños los que deberían tenerlo en cuenta porque "son los que tienen que decidir" en el proceso de elección interna del candidato.
En la misma línea, Gómez evita preguntas sobre el sordo enfrentamiento con el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, mantenido en los últimos meses. "Yo nunca hablo sobre compañeros de partido, sino sobre el adversario político. Nunca he hecho una crítica pública y nunca he emitido ninguna opinión pública sobre algún compañero de partido, a los que tengo para todos un respeto personal y político", añade.
Y es que al líder de los socialistas madrileños no le gusta ocupar el tiempo que tiene en los medios de comunicación, "que no siempre es tanto como el que se desea, en hablar de cosas que no son el objetivo de la organización, que es lo que importa".