Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Tesoro baja el interés y coloca 5.968 millones en letras a 12 y 18 meses

El objetivo de captación de la puja de este martes, la primera después de que la agencia Moody's rebajara la calificación de la deuda de Irlanda, se ha cumplido ya que estaba entre los 5.000 y los 6.000 millones, con lo que la demanda, que ha sido de 12.494,01 millones más que ha duplicado la cantidad adjudicada. En letras a un año se han colocado 4.248,48 millones, de los 8.299,93 millones solicitados, en tanto que en letras a 18 meses se han adjudicado 1.720,49 millones, de los 4.194,08 millones demandados.
En la anterior subasta de letras a un año, celebrada el 15 de junio, el Tesoro tuvo que elevar la rentabilidad, como venía haciendo desde abril, hasta el 2,450 por ciento, el interés más elevado desde noviembre de 2008, mientras que en las letras a 18 meses subió hasta el 2,9 por ciento. En aquella ocasión, el Tesoro adjudicó 5.168,20 millones de los 9.730,21 millones solicitados entonces, menos que en la subasta de hoy.
Los datos de la puja celebrada este martes indican, según los analistas, que las presiones sobre el Tesoro español son menores que hace un mes, lo que también se refleja en el diferencial entre el bono español y el alemán, que ha ido acortándose en las últimas sesiones. Destacan también que en esta emisión el interés ofrecido en las letras a un año haya bajado un 8,2 por ciento respecto a hace un mes, y en el de las letras a 18 meses, un 17,24 por ciento, si bien consideran que era de esperar teniendo en cuenta el aumento de la rentabilidad en aquella ocasión.
En junio, el Tesoro tuvo que elevar el interés el 44,2 por ciento respecto a la puja anterior en el caso de las letras a un año, y el 41,46 por ciento en las que son a 18 meses, por lo que a pesar de que hoy se haya ofrecido una rentabilidad menor que hace un mes, hay que irse hasta finales de 2008 para encontrar intereses similares al 2,249 por ciento y 2,4 por ciento actuales.
La próxima cita del Tesoro con el mercado será el martes que viene, cuando se ofrezcan letras a 3 y 6 meses, en las que al ser emisiones a más corto plazo habitualmente sufren en menor medida la desconfianza del mercado.