Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Termina sin acuerdo la reunión entre la dirección de Metro de Madrid y los sindicatos

Una huelga de metro aparentemente tranquilaCNN+/Cuatro
La Dirección de Metro y los sindicatos se han reunido en la tarde del jueves por primera vez tras los paros convocados en el suburbano sin servicios mínimos y aunque se ha hablado de "diálogo" no se ha llegado a ningún acuerdo concreto.
El consejero delegado de Metro de Madrid, Ignacio González Velayos, ha accedido a reunirse con los sindicatos tras recibir este jueves por la mañana una carta remitida por los mismos en la que le solicitaban una reunión para escuchar sus argumentos sobre la convocatoria de las movilizaciones.
Y todo ello, a pesar de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, haya explicado que no hay un interlocutor claro para la negociación porque a pesar de que todos los sindicatos han manifestado su "unidad", el Comité de huelga actual, con el que se podría negociar, sólo está formado por un sindicato: Solidaridad Obrera, único convocante "legal" de la huelga indefinida.
Finalmente se han encontrado esta tarde en una reunión donde Metro ha pedido a los sindicatos que se expliquen sobre el incumplimiento de los servicios mínimos de la convocatoria de los días 29 y 30 de junio, puesto que la Consejería de Transportes e Infraestructuras decretó unos servicios mínimos del 50 por ciento "avalados por una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid".
Hay disposición de dialogar
Por ello, la Dirección de Metro les ha ofrecido "diálogo" y ha exigido a los sindicatos que respeten estos servicios mínimos en la huelga indefinida que, aunque haya servicios mínimos, sigue vigente. A su juicio, además, los representantes sindicales se mantienen "inflexibles" en su postura de no tocar los salarios "sin tener en cuenta que es de obligado cumplimiento el decreto del Gobierno de la Nación para empleados públicos".
Los sindicatos han reiterado su malestar por los servicios mínimos del 50 por ciento, considerando que "encima que la Comunidad es la culpable de la situación, establece unos mínimos que no tienen sentido". Precisamente el miércoles, este fue uno de los puntos de los que se habló en la asamblea, donde trabajadores ofrecían, por ejemplo, mínimos del 30 por ciento.
Los trenes han vuelto a circular
La cuarta jornada de huelga de los trabajadores del suburbano madrileño se ha iniciado este jueves por la mañana con el restablecimiento del servicio en todas las líneas, que funcionarán al 50 por ciento, en cumplimiento de los servicios mínimos establecidos por la Comunidad de Madrid.
Así lo ha comunicado un operador del Centro Interactivo de Atención al Cliente de Metro de Madrid, que ha añadido que los trenes han realizado sus primeras paradas a las 6.05 horas de la mañana.
En su página web, Metro informa de que durante esta jornada circulará, como mínimo, el 50 por ciento del número de trenes que habitualmente lo hacen y de que en todas las estaciones permanecerá abierto, al menos, un vestíbulo y sus correspondientes accesos.
Mayor afluencia
Como en la primera jornada de huelga, el lunes pasado, en la que se respetaron los servicios mínimos, durante las primeras horas de servicio los andenes están más llenos de lo normal, sobre todo en estaciones con mucha afluencia de viajeros.
Los empleados de Metro, reunidos este pasado miércoles en asamblea, votaron el mantenimiento de los paros durante las próximas 48 horas, pero con el compromiso de respetar los servicios mínimos del 50 por ciento.
Durante estos dos últimos días, los dos millones de ciudadanos que cada día utilizan el metro para desplazarse por Madrid han tenido que recurrir a otros transportes públicos y han soportado largas esperas en paradas de autobús y taxi, además de una circulación más colapsada.