Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Provocan un accidente por grabar un siniestro mientras conducen

Usar el móvil al voltante para fotografiar, grabar o hablar es una infracción grave que se multa con 200 euros y tres puntos de carnet. Bien lo sabe el testigo de un siniestro entre camiones ayer en Navarra que terminó provocando otro accidente por filmar mientras conducía. En este segundo siniestro no hubo heridos, pero hubo que atender el choque. En total, la Policía Foral denunció por distracción al volante y multó a seis testigos de este suceso que pasaron por delante con su coche conduciendo con una mano y grabando con el teléfono móvil en la otra.
Estando al volante, hacer fotos, grabar o hablar sin manos libres incrementa las probabilidades de provocar un accidente al poner la atención fuera de la carretera. La policía pide responsabilidad en este tipo de situaciones.