Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

TEDH: 'El objetivo de Batasuna era completar la acción terrorista de ETA'

La Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha rechazado el recurso presentado por Batasuna contra la sentencia dictada el pasado mes de junio por este mismo órgano que avaló su ilegalización. Dicha sentencia, también del Tribunal de Estrasburgo pero de otra de sus salas, declaró que el procedimiento judicial abierto en su día por España no supuso vulneración alguna de los derechos de reunión y de asociación.
Para el TEDH no cabe duda de que el objetivo del partido abertzale no era otro que "completar y apoyar políticamente la acción de organizaciones terroristas para perturbar el orden constitucional y alterar gravemente la paz pública". La resolución rechaza los distintos recursos de apelación presentados tanto por la representación legal de Batasuna y Herri Batasuna como por dirigentes de esta formación como Rufi Etxeberria y Pernando Barrena.
El TEDH apoya lo hecho en España
Así, la Corte europea defiende el procedimiento seguido contra Batasuna por parte del Tribunal Supremo y el Constitucional españoles al entender que produjo con el objetivo de "mantener la seguridad pública, la defensa del orden y la protección de los derechos y las libertades de los ciudadanos".
"La sentencia confirmada hoy (que asegura que la ilegalización respondió a "una necesidad social imperiosa") especifica que el Tribunal Supremo español no se limitó a tener en cuenta la ausencia de condena, por parte de los integrantes de las formaciones ilegalizadas, de los atentados cometidos por la organización terrorista ETA, si no que presentó "una enumeración de comportamientos que permitían concluir que los partidos mencionados eran instrumentos de la estrategia de ETA".
La resolución alaba igualmente la claridad de la Ley de Partidos y asegura que esta norma "define de manera precisa la organización y el funcionamiento de los partidos políticos y aquellos comportamientos que podrían provocar su disolución o suspensión judicial".