Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Supremo absuelve a De Urquía por prevaricación y le rebaja la sanción por cohecho a él y a Roca

Juan Antonio RocaReuters
El Tribunal Supremo ha rectificado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) imponiendo al juez de Marbella (Málaga) Javier de Urquía y al ex asesor urbanístico del consistorio marbellí Juan Antonio Roca una multa económica en lugar de la pena de prisión que el impuso por un delito de cohecho.
Además el Alto Tribunal ha absuelto al juez por el delito de prevaricación al entender que si bien incurrió en varios defectos procesales, el tipo penal sólo se da cuando éstos consisten "en absoluta falta de competencia o en inobservancia de esenciales normas de procedimiento". "La mera ilegalidad no basta a estos efectos", señala la sentencia.
Así, el Supremo condena a De Urquía a veintiún meses de suspensión de su cargo de magistrado y multa de 73.800 euros en lugar de a los dos años de prisión, los siete de inhabilitación para cargo público y la misma multa que le impuso el TSJA; mientras que Roca -al que el TSJA condenó a un año de cárcel y 73.800 euros de multa- sólo deberá pagar 36.900 euros de multa.
En su sentencia, el Tribunal Supremo justifica la reducción de la pena en el hecho de que aunque ha quedado probado que De Urquía pidió dinero a Roca para pagar la entrada de una vivienda a cambio de un trato favorable en asuntos judiciales, al haberse anulado la condena por prevaricación -es decir, haber estimado que no hubo tal trato de favor- la pena debe ser menor.
El trato de favor
Según los hechos declarados probados por la sala de lo civil y penal del TSJA, en los primeros meses del año 2006, De Urquía obtuvo 73.800 euros que usó como entrada para comprar una vivienda en la Urbanización Azalea Beach de Marbella.

A cambio el juez ofreció a Roca "un trato favorable en asuntos judiciales". Para favorecerle, según la sentencia, el magistrado dictó un auto por el que accedía a la petición del ex asesor marbellí de suspender cautelarmente la emisión de un programa televisivo alusivo a distintas actividades de Juan Antonio Roca, "sin diligencia probatoria alguna".