Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Steve Jobs pensaba en crear un operador de móvil solo para Apple

Steve Jobs aspiraba a un móvil libre que no dependiera de las operadoras.Archivo AP

El ex Ceo de Apple aspiraba a un móvil libre, que no dependiera de las operadoras.

El ex CEO de Apple, Steve Jobs, se planteó crear un operador móvil propio para los dispositivos de la compañía.
Para la creación de su propia red, Jobs utilizaría el mismo espectro inalámbrico utilizado por dispositivos Wi-Fi, que no está bajo licencia de los gobiernos y también es utilizado por otros dispositivos como teléfonos inalámbricos fijos o monitores para bebés.
La mente del visionario Steve Jobs no tenía límites. Según unas declaraciones de uno de los miembros más importantes de la industria tecnológica, John Stanton, él y Steve Jobs mantuvieron conversaciones sobre la idea de Jobs de crear su propio operador móvil.
"Quería reemplazar a los operadores", asegura Stanton, que apunta en el diario online PaidContent.org que Jobs pensaba utilizar el espectro inalámbrico de dominio público, utilizado entre otros por dispositivos Wi-Fi.
No se sabe si esta idea llegó a materializarse o no. Este fue el pensamiento de Jobs durante al menos dos años, entre 2005 y 2007, pero no estaba convencido de si podría realizarse.
La idea del operador propio de Apple surgió cuando el iPhone estaba a punto de lanzarse al mercado y Stanton asegura que Jobs estaba entusiasmado con esta idea.
Desde un principio, Apple esperaba poder crear una experiencia móvil libre, es decir, sin que los operadores intervinieran en sus productos. Pero los de Cupertino se vieron obligados a contar con el modelo que ofrecían estas compañías.
El modelo ofrecido por los operadores consiste en la subvención de terminales con una permanencia de dos años con la misma compañía.
Apple tuvo que aceptar este modelo porque la demanda de iPhone por parte de los usuarios era mucho más fuerte, puesto que ofrecían un precio inferior a los 599 dólares que costaba el terminal libre.
Después de la muerte de Jobs, tras una larga enfermedad provocada por el cáncer de páncreas, Apple no se ha pronunciado al respecto de esta idea, por lo que habrá que esperar si los de Cupertino cumplen o no los deseos de Steve Jobs.