Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Standard & Poor's rebaja la nota a largo plazo de la deuda griega hasta el nivel de 'bono basura'

Rebaja contra la recesiónCuatro
"La rebaja es el resultado de actualizar nuestra valoración de los desafíos políticos, económicos y presupuestarios a los que se enfrenta el Gobierno de Grecia en su intento de colocar la deuda pública en una trayectoria sostenible", ha dicho el analista de S&P Marko Mrsnik.
A este respecto, la calificadora considera que las opciones del Gobierno griego cada vez son "más estrechas" a raíz del debilitamiento del crecimiento de su economía en un momento en el que aumentan las presiones para un mayor ajuste fiscal.
La rebaja del 'rating' soberano de Grecia coincidió con la decisión de S&P de recortar en dos escalones la calidad de la nota de la deuda de Portugal, que pasa a 'A-' desde 'A+' con una perspectiva "negativa".
El BCE exige nuevas medidas
El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Lucas Papademos, ha reclamado a Grecia que concrete nuevas medidas de ajuste y reformas estructurales para corregir sus desequilibrios fiscales y recuperar la competitividad antes de que se active el plan de rescate conjunto diseñado por los países de la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI) por valor de 45.000 millones de euros.
Papademos espera que las nuevas medidas que negocian las autoridades griegas con la Comisión, el BCE y el FMI estén listas "a principios de mayo".
Este programa, que recogerá también las medidas de ajuste que Grecia debe adoptar los años 2011 y 2012 para reducir su déficit, "debe completarse antes de que se tome ninguna decisión sobre la activación del mecanismo de ayuda financiera", ha explicado Papademos en su última comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos de la Eurocámara, ya que deja el cargo en mayo.
Pone a España de ejemplo
Además, Papademos ha puesto a España como ejemplo de deterioro fiscal, junto con Grecia e Irlanda, por el aumento del déficit público registrado en 2009, hasta el 11,2 por ciento del PIB. Papademos ha alertado de que estos desequilibrios suponen un riesgo para el crecimiento y ha reclamado un estricto cumplimiento del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC).
"El deterioro de la posición fiscal ha sido especialmente agudo en algunos países de la eurozona: Irlanda, Grecia y España han registrado déficits de dos dígitos en 2009", dijo Papademos.
Al ser preguntado por si los problemas de Portugal son equiparables a los de Grecia, el presidente del BCE explicó que otros países de la eurozona "se enfrentan a problemas similares pero en grados diferentes", aunque eludió citar a ninguno.
Una recuperación desigual
El BCE espera que el PIB de la eurozona "siga creciendo a un ritmo moderado en 2010 y se fortalezca más en 2011". No obstante, Papademos alertó de que "la recuperación será desigual a lo largo del tiempo y en diferentes regiones" y reconoció que "la incertidumbre sigue siendo alta".
Por lo que se refiere al nivel de precios, el BCE considera que la lentitud de la recuperación y el alto nivel de paro harán que la inflación se mantenga "moderada" en 2010.