Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sospechoso de terrorista por fumarse un cigarro en el baño de un avión

Policía de DetriotReuters
Un hombre de nacionalidad qatarí ha sido detenido por ser sospechoso de haber tratado de estallar un artefacto explosivo en el interior de un avión que viajaba de Washington a Detroit en la noche de este miércoles, han informado fuentes del Comité de Seguridad Interior de Estados Unidos a la cadena NBC.
El avión se encuentra estacionado en un área de seguridad del aeropuerto de Detroit y el sospechoso ya ha sido reducido por efectivos de la Policía federal aérea estadounidense, añadieron las mismas fuentes. El incidente se produjo en pleno trayecto del vuelo 663 de la compañía United Flight, en el que viajaban 157 pasajeros y seis tripulantes.
El sospechoso ha sido identificado como Mohammed Al Modadi, un diplomático que trabaja en la Embajada de Qatar en Washington como tercer secretario y vicecónsul, por lo que cuenta con plena inmunidad diplomática, según fuentes del FBI citadas por la cadena ABC News.
Al parecer el resto de pasajeros elevaron la alarma al ver que trataba de "prender fuego a sus zapatos". Un equipo de artificieros fue enviado al aeropuerto debido a la posible existencia de un "zapato bomba".
La Policía no encuentra explosivos
La Policía Federal Aérea no ha encontrado ningún explosivo a bordo del vuelo 663 de United Airlines procedente de Washington, que fue abordado por las fuerzas de seguridad este miércoles en el aeropuerto de Detroit después de recibir el aviso de que un hombre estaba tratando de "prender fuego a sus zapatos".
Los agentes redujeron al sospechoso, un diplomático de Qatar, nada más tomar tierra en una zona segura del Aeropuerto Internacional de Detroit, e incluso la Agencia de Seguridad en el Transporte (TSA) informó de que se había enviado a un equipo de artificieros para inspeccionar el aparato por temor a la existencia de un "zapato bomba". Sin embargo, fuentes policiales han asegurado a CNN que no se ha hallado ningún explosivo en el avión.
Según la hipótesis que baraja en estos momentos el FBI, tras media hora de vuelo el sospechoso se había introducido en el lavabo del avión simplemente para fumar un cigarro, informó la cadena NBC News. Al detectar humo, un miembro de la tripulación alertó a las fuerzas de seguridad diciendo que un hombre estaba tratando de "prender fuego" a su calzado.
Los agentes se encontraron con un hombre que salía del cuarto de baño y que, probablemente, habría apagado la colilla en la suela de sus zapatos, en los que no se ha encontrado ningún explosivo.
El pasado 25 de diciembre, un joven nigeriano trató de detonar una sustancia explosiva que llevaba oculta en su ropa interior durante un vuelo que viajaba a Detroit procedente de Amsterdam, lo que ha provocado un aumento de los controles de seguridad ante el temor generalizado a nuevos atentados similares a los del 11-S.