Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sonia Sotomayor jura cargo como primera hispana del Tribunal Supremo de EEUU

La magistrada de origen puertorriqueño Sonia Sotomayor ha jurado su cargo como la primera juez hispana del Tribunal Supremo de EEUU en una ceremonia oficiada por el presidente de esa institución John Roberts. Además, es la tercera mujer en ocupar uno de los nueve puestos vitalicios del Supremo en los 220 años de historia del tribunal.
El acto, al que se ha permitido por primera vez el acceso de cámaras de televisión, ha estado precedido de otra breve ceremonia privada a la que sólo han accedido familiares y amigos.
Los miembros del Supremo son nombrados por el inquilino de la Casa Blanca pero necesitan ser confirmados por el Senado, que dio luz verde el jueves a Sotomayor por 68 votos a favor y 31 en contra. En total, 59 demócratas y nueve republicanos respaldaron su candidatura.
Amor de madre
Su madre, Celina Sotomayor, ha sostenido la Biblia sobre la que ha jurado el cargo y sobre la cual la letrada ha prometido aplicar el derecho de forma igualitaria entre pobres y ricos.
Ambas, madre e hija, iban vestidas con trajes chaqueta color claro y se han dado un emotivo abrazo al finalizar el juramento. La magistrada de 55 años se refiere a menudo a su madre como la inspiración de su vida, la persona a la que dice deber todo lo que es y alguien ante quien se sigue sintiendo pequeña.
Cuando el presidente de EEUU, Barack Obama, la propuso para sustituir al juez retirado David Souter, Sotomayor aseguró que era " sólo la mitad de mujer que ella", refiriéndose a su madre.
Sotomayor se graduó "summa cum laude" en la Universidad de Princeton, es también licenciada de la Universidad de Yale y ha trabajado en prácticamente todos los niveles del sistema judicial estadounidense durante sus tres décadas de carrera profesional.