Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sócrates gana las elecciones portuguesas pero pierde la mayoría absoluta

El Partido Socialista (PS) de José Sócrates ha vuelto a ganar las elecciones en Portugal, pero no sólo no ha logrado revalidar la mayoría absoluta alcanzada en 2005, si no que además ha perdido 24 diputados. Una mayoría simple que obliga a los socialistas a lograr acuerdos puntuales o una coalición para lograr la estabilidad gubernamental.
Los socialistas han logrado 94 de los 230 escaños, seguidos por el PSD que suma 78, el CDS-PP 21, el Bloco de Esquerda 16 y los comunistas 15 diputados. Todavía faltan por distribuir los cuatro escaños de la inmigración. La abstención ha sido del 39,4 por ciento, 4 puntos más que en las legislativas de 2005.
Abierto a cualquier pacto
En su discurso tras la victoria, Sócrates, ha dejado abierta la puerta al diálogo con todos los grupos, o con casi todos, ya que destacó que el único candidato que no lo había felicitado había sido Francisco Louca, del Bloco de Esquerda.
"El Partido Socialista gobernará, como siempre, en nombre del interés general porque esa es nuestra marca y continuará en esta legislatura", afirmó Sócrates, que a continuación, matizó que ahora seguirá los procedimientos previstos.
El primer paso, que el presidente de la República lo llame a formar gobierno, después "estableceré consultas con todos los partidos del arco parlamentario" porque "en democracia hay que hacer la labor del diálogo".
Sócrates, a pesar de la insistencia, no quiso entrar de lleno ni dar más pistas sobre posibles pactos, entre otras cosas porque la campaña electoral para las municipales, comienza a las 12 de la noche de hoy. Sin embargo, recalcó que "la estabilidad es importante y lo que los portugueses necesitan". A pesar de que los socialistas han perdido la mayoría absoluta y 24 diputados, Sócrates calificó la victoria de "extraordinaria" y se mostró "orgulloso" de la campaña electoral realizada.
Ferreira Leite, la gran derrotada
El derrotado de la noche, el PSD, de centro derecha, no ha ganado las elecciones, pero ha sumado 6 diputados más que en los pasados comicios. La candidata Manuela Ferreira Leite en su intervención asumió su "parte de responsabilidad" en el resultado. Sobre su futuro, señaló que "hay un proceso electoral en marcha", las elecciones municipales del próximo 11 de octubre, y que "hay que trabajar" para ganarlas.
Además, recordó que cuando asumió el liderazgo tenía tres objetivos por delante, las europeas, las legislativas y las municipales, y que todavía falta trabajar por el tercero. Después, dijo, "convocaré al consejo nacional del partido para analizar la situación".
Los otros protagonistas de la jornada han sido el Bloco de Esquerda, que ha duplicado sus escaños, y los democristianos del CDS-PP, que han subido ocho escaños y se han convertido en la tercera fuerza política. Ambos, son posibles candidatos a acuerdos con el gobierno de Sócrates.
El histórico partido comunista, aunque no han perdido votos se han visto perjudicados por el ascenso del Bloco de Esquerda, que se ha llevado gran parte de los votos que han perdido los socialistas, aunque Jerónimo de Sousa ha logrado un escaño más que en 2005.