Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sindicatos y patronal firman el acuerdo por la negociación colectiva, que se reformará en seis meses

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, destaca la importancia del acuerdo de negociación colectiva cerrado el lunes por patronal y sindicatos, porque "da una estabilidad de lo que es el incremento y el coste salarial".
Las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT cerraron este lunes el preacuerdo que fija una subida salarial del 1 por ciento para 2010. En una entrevista en el programa 'Matinal Cuatro', el ministro ha apuntado que este acuerdo es un elemento fundamental para el mercado de trabajo.
Corbacho ha explicado que para crear puestos de trabajo hay que hacer que la economía crezca y ha apuntado que para ello hay tres elementos "incluso más importantes que la reforma laboral". El primero, el acuerdo sellado por empresarios y representantes de los trabajadores, luego "que haya más crédito, y, lo más complicado de todo", restablecer la confianza.
En este sentido, el titular de Trabajo ha reconocido que la semana pasada, con el desplome de la bolsa, es "para olvidar", y además ha reconocido también que no se puede decir que el Gobierno comunicara "perfectamente" todas sus propuestas.
El acuerdo entre sindicatos y patronal
Las patronales CEOE y Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT cerraron en la noche de este lunes el preacuerdo de negociación colectiva para los próximos tres años en el que fijan una subida salarial del 1 por ciento para este ejercicio.
Fuentes de la negociación han explicado que el incremento salarial irá aumentando en los años sucesivos, pasando a situarse entre el 1 por ciento y el 2 por ciento en 2011, y entre el 1,5 por ciento y el 2,5 por ciento en 2012.
El incremento que finalmente sea efectivo en los próximos dos ejercicios dependerá de los acuerdos que se alcancen entre las organizaciones sindicales y empresariales de cada uno de los sectores.
Además, al final del ciclo (2010-2012) entrará en funcionamiento una cláusula de revisión salarial que garantizará el mantenimiento del poder adquisitivo de los trabajadores en el conjunto de los tres años.
El principio de acuerdo deberá ser ratificado por los órganos de dirección de las cuatro organizaciones que se reunirán este martes.
Máximo, en seis meses
El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha desvelado que el preacuerdo de negociación colectiva para el periodo 2010-2012 alcanzado entre sindicatos y patronal, que se firmará este martes por la tarde, incluye una cláusula adicional por la que ambas partes se comprometen a reformar el sistema de negociación colectiva en un plazo de seis meses.

El Acuerdo Interconfederal para el Empleo y la Negociación Colectiva 2010-2012 insta a que los convenios fijen un tope máximo de temporalidad en la empresa o en el sector.
Así lo recoge el texto del Acuerdo, que señala que en las negociaciones de los convenios se deberá analizar la conveniencia de "determinar el volumen global de contrataciones temporales".