Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Senadores republicanos consiguen remitir a la Cámara de Representantes la reforma sanitaria de Obama

Concretamente, el Senado aprobó dos de las enmiendas de los republicanos en lo refererente a la renovación del plan de préstamos a estudiante, según ha informado un portavoz del presidente del Senado, Harry Reid.
La situación, en todo caso, ya estaba anunciada. Nada más ser aprobada la reforma sanitaria, la minoría republicana en el Senado empezó a torpedear con enmiendas el anexo de la ley y anunció su intención de impedir la aprobación de las modificaciones introducidas en el proyecto por la Cámara de Representantes. El proyecto deberá votarse nuevamente en la Cámara para su posterior aprobación definitiva en el Congreso.
El FBI investiga amenazas
La Oficina Federal de Investigación (FBI) y otros cuerpos policiales estadounidenses están investigando los diversos ataques y amenazas que se han registrado contra congresistas demócratas a consecuencia de su voto a favor de la ley de reforma sanitaria, aprobada en la Cámara de Representantes el pasado domingo. Una portavoz del FBI ha afirmado que esta agencia, la Policía del Capitolio y otros cuerpos policiales están investigando las amenazas de muerte y los incidentes violentos en que se han visto envueltos congresistas demócratas a raíz de la aprobación de la medida.
Estas amenazas, además, han alcanzado una mayor repercusión después de que el líder de la mayoría demócrata en la Cámara, Steny Hoyer, le comunicara a las fuerzas de seguridad que habían ocurrido incidentes "muy serios" contra compañeros de filas a tras la aprobación de la reforma.
Se refería a las amenazas de muerte que han recibido algunos de ellos y a ataques como el perpetrado contra el despacho de una congresista demócrata por Nueva York, cuya ventana fue destrozada por el impacto de un ladrillo. También se han registrado agresiones contra otros dos congresistas. Uno de ellos fue escupido por un manifestante en la colina del Capitolio en Washington, y otro fue injuriado con insultos racistas.
La culpa es de...
Algunos demócratas culpan a los republicanos de ser responsables indirectos de estos ataques por alimentar un gran clima de crispación con su oposición frontal a la reforma sanitaria. Es el caso de la congresista demócrata cuyo despacho fue atacado, Louise Slaughter, que culpó a los republicanos en un comunicado de haber "alimentado el incendio" con sus excesos retóricos.
Los demócratas ponen como ejemplo de la crispación política supuestamente alimentada por los republicanos a los comentarios que se pueden ver en las cuentas de Facebook y Twitter de la ex candidata republicana a la vicepresidencia de Estados Unidos en las elecciones de 2008, Sarah Palin. En su cuenta de Facebook, Palin, convertida en los últimos tiempos de una referencia para los votantes republicanos más derechistas, marcaba con un punto de mira a 20 congresistas demócratas que apoyaron la aprobación de la reforma sanitaria.