Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Segunda operación especial de tráfico

La DGT advierte una vez más a los conductores de que los accidentes más graves se producen en trayectos cortos y en un gran número de ellos está implicado el alcohol. Advierte también de que las condiciones climáticas no son las idóneas, sobre todo en destinos de montaña para la práctica de deportes de invierno y de atracción turística invernal, al igual que las áreas de grandes centros comerciales.
Para facilitar la movilidad y fluidez del tráfico, principalmente en las carreteras de acceso donde se prevén desplazamientos masivos de vehículos (accesos a grandes núcleos urbanos, comerciales y a zonas turísticas de montaña), se instalarán carriles reversibles y adicionales con conos en los momentos de mayor afluencia circulatoria, se suspenderán las obras en carreteras, y se restringirá la circulación de camiones que transporten mercancías peligrosas y vehículos especiales para circular en determinadas horas de los días con más desplazamientos.
Asimismo, la DGT informa de que este dispositivo tiene como objetivo mantener las condiciones de seguridad vial en la circulación para toda clase de vehículos en las carreteras con tramos afectados por condiciones climatológicas adversas (hielo, nieve, niebla, lluvia, viento); vigilar o ayudar a los usuarios de la carretera a través de los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, los postes SOS y los helicópteros de la DGT; intensificar los controles de velocidad y alcoholemia; e informar sobre cualquier incidencia en carretera.
Para llevar a cabo todo este dispositivo, la DGT cuenta con los servicios de más de 600 funcionarios y personal técnico especializado que atienden los Centros de Gestión de Tráfico; alrededor de 10.000 Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión dependientes del Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos.