Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sarkozy intervino ante el rey de Marruecos

La intervención del presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy, ha resultado clave en la resolución de la crisis provocada por la expulsión del Sáhara Occidental de la activista de los derechos humanos Aminetu Haidar y posterior huelga de hambre que esta ha llevado a cabo durante 32 días.
Esta intervención queda patente en el comunicado emitido esta noche por el Elíseo, en el que además se expone que el pasado martes, el presidente Sarkozy recibió al ministro de Exteriores marroquí, Tab Fassi Fihri, quien llevó al mandatario francés un mensaje del Rey de Marruecos.
Además y como consecuencia del entendimiento entre Marruecos y Francia, tal y como dice el comunicado del Gobierno galo, Mohamed VI remitió un mensaje al presidente francés en el que expresaba que, en las condiciones pactadas, la señora Haidar podría recuperar su pasaporte.
Las condiciones de Marruecos

Las partes implicada debían emitir sendos comunicados para lavar la imagen de Marruecos. Y los contenidos de los comunicados forman parte de las condiciones puestas por Marruecos. De hecho, coinciden en algunas cuestiones como por ejemplo que en el Sáhara Occidental regirá la Ley marroquí a la espera de una solución del contencioso.
También son similares los elogios que se incluyen en ambos textos en relación con el Reino de Marruecos. Así, mientras Francia habla de la tradición de "apertura y generosidad" del Reino alauí, España expresa su satisfacción por las "políticas de modernización y reforma" emprendidas por las autoridades marroquíes y alude al "compromiso" de estas con la "democracia".
Además, ambos comunicados hacen referencia a la solución futura. Francia saluda abiertamente la propuesta marroquí de una "gran autonomía" en el marco de una solución política auspiciada por Naciones Unidas, mientras que España se limita a exponer la necesidad de en las "próximas semanas" se puedan dar las condiciones para que se avance en las negociaciones que debe desarrollarse en el marco de los principios y arreglos de Naciones Unidas, con el objetivo de facilitar una solución "política justa, definitiva y de acuerdo con las partes".
Sin embargo, España no hace mención a la posición defendida durante estos días por el PSOE y el Ejecutivo en la que apostaban por la autodeterminación y que se plasmó el pasado martes en una proposición no de Ley aprobada en el Congreso de los Diputados.
Clinton, complacida

Por su parte, la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, se ha manifestado complacida por la decisión del gobierno de Marruecos de permitir el viaje de la actividad saharaui Aminatu Haidar a su casa en El Aaiún, en el Sahara Occidental.
"Este gesto humanitario es un reflejo del verdadero espíritu y generosidad del Gobierno marroquí y de su pueblo", manifestó la jefa de la diplomacia estadounidense en una declaración.
Clinton añadió que el problema planteado por Haidar "subraya la urgencia de encontrar una solución permanente al conflicto del Sahara Occidental".