Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Sarkozy pide calma a Bruselas por la expulsión de los gitanos

Francia seguirá expulsando gitanos rumanos. Así responde el Gobierno de Sarkozy al proceso que le va a abrir la Comisión Europea por racismo. El Elíseo acaba de emitir un comunicado en el que rechaza las acusaciones y pide calma a Bruselas
El Gobierno francés se defiende. El secretario de Estado francés de Asuntos Europeos, Pierre Lellouche, ha calificado de "patinazo" las declaraciones de la comisaria europea de Justicia, Viviane Reding, en las que comparó la política de Francia de expulsión de gitanos rumanos y búlgaros con la situación de la II Guerra Mundial.
Reding anunció que Bruselas llevará a Francia a la Corte de Justicia de la Unión Europea por las deportaciones de gitanos que se han producido a lo largo del verano y lo hizo en términos muy desacertados según el Gobierno francés.
El secretario de Estado ha señalado que la Comisión Europea tiene derecho a recordar a cada país cuáles son sus obligaciones pero no puede erigirse en "censora" de los Estados.
Además, Lellouche ha reprochado a Reding que fuera tan dura con Francia al decir que "ya basta" con su política de expulsión de gitanos. "No es así como se habla a un gran país como Francia, madre de los derechos humanos, país fundador de la UE", ha dicho Lellouche.
Francia, cada vez más sola

El presidente del grupo del Partido Popular Europeo (PPE) en la Eurocámara, Joseph Daul, ha criticado a la vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Justicia, Viviane Reding, por su duro discurso contra las autoridades francesas.
Daul ha lamentado "profundamente" el uso político que a su juicio han hecho "muchos grupos políticos" de este caso y ha condenado los "excesos" tanto de París como de Bruselas en sus comentarios de los últimos días sobre la situación de la comunidad romaní.
"Excesos en las palabras de algunos ministros franceses, excesos en las palabras de ciertos comisarios que compararon desafortunadamente la situación en Francia hoy con el régimen nazi", ha explicado Daul en un comunicado.
Pese a todo, el presidente del PPE, grupo al que pertenece el partido de Sarkozy, se aleja de la politica francesa y pide una respuesta "europea" a la integración.