Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santos obtiene el doble de votos, pero habrá segunda vuelta contra Mockus

El candidato del oficialista Partido de la U, el conservador Juan Manuel Santos, se ha impuesto con rotundidad en la primera vuelta de los comicios presidenciales colombianos celebrados este domingo, en los que obtuvo el 46,57 por ciento de los votos, más del doble que su gran rival, el líder del Partido Verde, Antanas Mockus, que obtuvo el respaldo del 21,47 por ciento del electorado con el 99,63 por ciento de los votos escrutados.
A pesar de esta gran ventaja, ninguno de los candidatos logró concentrar el apoyo de más del 50 por ciento del electorado, por lo que será necesaria la celebración de una segunda vuelta el próximo día 20 de junio en que Santos y Mockus se disputarán la presidencia del país.
Se trata de un resultado chocante debido a que durante las últimas semanas la mayoría de las encuestas daban como resultado más probable en esta primera vuelta un empate técnico entre los dos grandes favoritos. Estos mismos sondeos, además, daban una cómoda ventaja a Mockus en caso de que en segunda vuelta su rival fuera Santos.
Gran derrota del resto de partidos
Por su parte, el resto de los candidatos quedó muy lejos de los dos grandes favoritos. Así, el tercer candidato en porcentaje de voto, el líder de la formación derechista Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, se hizo con el 10,13 por ciento de los votos, mientras que Gustavo Petro, candidato del partido de izquierda Polo Democrático, habría quedado en cuarto lugar con un porcentaje de voto del 9,16 por ciento.
En quinto lugar quedó la candidata del Partido Conservador, Noemí Sanín, con el 6,15 por ciento de los sufragios, mientras que el líder del Partido Liberal, Rafael Pardo, cosechó el 4,38 por ciento de los apoyos, informan medios locales. Los tres candidatos restantes no llegaron ninguno a una representatividad superior al uno por ciento del electorado.
Una abstención de más del 50 por ciento

En el actual escenario, sin embargo, el apoyo de estas fuerzas minoritarias se antoja decisivo para determinar quién será el próximo ocupante de la Casa de Nariño (residencia presidencial de Colombia), por las instrucciones de voto que previsiblemente darán los líderes de estas formaciones a sus votantes de cara a la segunda vuelta.
Por otro lado, la otra gran protagonista de la jornada electoral fue la abstención, ya que, de los casi 30 millones de colombianos llamados a votar, menos de la mitad (49,13 por ciento) acudieron a la cita con las urnas, según datos de la Procuraduría Nacional de Colombia. Se trata de un nivel de participación, sin embargo, muy similar al de las pasadas elecciones presidenciales, celebradas en 2006.
Gestos hacia los partidos minoritarios
Tanto Juan Manuel Santos como Antanas Mockus hicieron en sus primeros discursos, tras conocerse los resultados electorales, una serie de gestos a los candidatos minoritarios para que les brinden su apoyo en la segunda vuelta, que se celebrará el próximo 20 de junio y en la que sólo concurrirán ellos dos.
"Tanto el Partido Conservador como Cambio Radical han sido leales aliados de la seguridad democrática, de los programas del presidente Álvaro Uribe y espero que lo sean también en mi Gobierno", afirmó Santos en su discurso postelectoral.
"Hoy hago un llamado a la unidad nacional, la unidad que promoveré y pondré en práctica durante mi Gobierno, sin distingo alguno de partido alguno o de personalismos (...) Mi Gobierno será un Gobierno de inclusión, será un Gobierno de todos los colombianos", insistió el líder del partido oficialista.
Por su parte, Mockus afirmó que su oferta electoral aún es válida y que todavía pueden ganar las elecciones, para lo que pidió lo que llamó "una alianza ciudadana de partidos".