Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Santiago de Compostela celebra con devoción el año Xacobeo

Misa XacobeaCNN+/Cuatro
Y es que, a la "emoción" con la que los peregrinos, algunos recién llegados para vivir en la capital este día, se sumó la "curiosidad" por ver las galas y maneras del conjunto de autoridades que asistieron a la Misa que se inició en la Catedral a las 10.45 horas, aunque la mayor expectación la despertaron Los Reyes, aunque también el ex presidente Manuel Fraga, que bajó las escaleras de la Catedral con la ayuda de, entre otros, el conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda, y se desplazó en silla de ruedas hasta el Pazo de Raxoi.
Los gritos de "¡Viva España! ¡Viva El Rey! ¡Viva La Reina!" o "¡Sofía, guapa!" acompañaron tanto la entrada como la salida de Sus Majestades en el recinto religioso. "Sofía está guapísima, pero a él se le ve un poco desmejorado", comentó una pareja de madrileños mientras esperaban a que finalizase el acto litúrgico para volver a ver a Sus Majestades.
De hecho, doña Sofía agarró del brazo a don Juan Carlos para ayudarle a ascender las escaleras de la Catedral, mientras ambos saludaban al público expectante. La misma operación se repitió a la salida, donde los agentes que velaban por la seguridad tuvieron que obligar a bajar a más de uno que intentó encaramarse a las rejas para ver en primer plano a las autoridades. Con todo, unas jóvenes andaluzas, que animaron la espera, lograron quedarse y la ansiada fotografía.
Junto a Sus Majestades y charlando animadamente con El Rey, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, también abandonó la Catedral, a pocos pasos del ministro de Fomento, José Blanco, y la presidenta del Parlamento, Pilar Rojo. Tanto La Reina como Pilar Rojo se sacaron la mantilla que lucían en el Hostal de Los Reyes Católicos, antes de acudir a la recepción oficial del Pazo de Raxoi.
Tras las fotografías y los vivas a Los Reyes, fue la salida del ex presidente de la Xunta Manuel Fraga la que causó un mayor impacto entre los presentes. "¡Viva Fraga! ¡Fraga, amigo, España está contigo!", fueron algunas de las proclamas que escuchó el veterano político de Vilalba, quien bajó las escaleras con ayuda y, posteriormente, entre aplausos, se desplazó en silla de ruedas hasta Raxoi, saludando y visiblemente emocionado.
"¿Qué hacemos aquí?"
Los gritos de "¡Viva España!" también abundaron en la Praza do Obradoiro, tanto que un grupo de personas que se dirigía a la manifestación convocada por el BNG con motivo del Día de Galicia, indignadas por las dificultades para atravesar el Obradoiro se miraban interrogantes. "¿Qué hacemos aquí?", se preguntaron, antes de hablar con un agente y demandarle que habilitase un espacio para poder cruzar la plaza.
Poco después de esta escena, al lado del Hostal, mientras las autoridades se dirigían a Raxoi, se repitieron los gritos de "¡Vivan Los Reyes!" y "¡Viva España!", aunque no faltaron comentarios jocosos. "¡Viva España! Y ahora me apedrean, ya verás", bromeó una señora, que, a continuación, se mostró muy crítica con la escasa representación del Gobierno central en los actos del 25 de julio. "¡Menos mal que está Pepiño!", exclamó, en referencia al ministro de Fomento, José Blanco, como delegado del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.
Ruta Quetzal y almuerzo
Antes de entrar en Raxoi y saltándose el protocolo durante unos momentos, Los Reyes saludaron a los expedicionarios de la Ruta Quetzal, que expusieron desde primera hora de la mañana banderas de todo el mundo y esperaron a que saliesen Sus Majestades, que también charlaron con Miguel de la Quadra-Salcedo, al frente de la expedición.
Para cerrar la jornada, el Seminario Mayor acogió un almuerzo ofrecido por el arzobispo de Santiago de Compostela, monseñor Julián Barrio, al que confirmaron su asistencia, entre otras autoridades civiles, el ministro de Fomento, José Blanco; el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo; la jefa del Legislativo gallego, Pilar Rojo; el delegado del Gobierno en Galicia, Antón Louro; el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo; el rector de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), Juan José Casares Long; y el valedor do Pobo, Benigno López.
Obsequios a los Reyes
El Ayuntamiento de Santiago ha obsequiado a Sus Majestades Los Reyes don Juan Carlos y doña Sofía con una edición de las monedas conmemorativas del Xacobeo 2010 y de una 'pulsera peregrina'.

Los monarcas han recibido estos regalos durante la recepción institucional a la que acudieron en el Pazo de Raxoi, tras realizar El Rey la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago y saludar a los cientos de personas que se concentraron en la Praza do Obradoiro para verle.
Tras firmar en el Libro de Oro, como es tradición, el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, ha obsequiado a don Juan Carlos con la colección de monedas conmemorativa del Xacobeo 1010, elaborada en plata de ley.
A Su Majestad La Reina se le obsequió con una 'pulsera peregrina', una joya que se puede personalizar, ya que cada pieza representa un lugar, un elemento y una virtud del Camino.